La regulación de la libertad de conciencia sanitaria: otra amenaza ideológica del laicismo

La regulación de la libertad de conciencia sanitaria: otra amenaza ideológica del laicismo

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/42273-libertad-religiosa-centro-xiii-congreso-catolicos-y-vida-publica">La libertad religiosa, centro del XIII Congreso de Católicos y Vida Pública</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/40206-dr-rodriguez-martin-pago-alto-coste-profesional-mi-derecho-objetar">Dr. Rodríguez Martín: “Pago un alto coste profesional por mi derecho a objetar”</a>»

REDACCIÓN HO.- Por su interés,exponemos íntegra a continuación las palabras con las que el Dr. Esteban Rodríguez Martín, doctor en Medicina, especialista en Ginecología y Obstetricia, y miembro de la plataforma Ginecólogos por el Derecho a Vivir introducía su ponencia La ideología de la regulación de la libertad de conciencia del agente  sanitario: otra amenaza laicista a la libertad, pronunciada en el marco del XIII Congreso Católicos y Vida Pública que se está celebrando desde ayer y hasta mañana en la Fundación Universitaria San Pablo CEU de Madrid bajo el lema Libertad religiosa y nueva evangelización. La intervención del Dr, Rodríguez ha tenido lugar en una mesa redonda conformada junto a  Rafael Navarro-Valls, catedrático de Derecho Canónico y Eclesiástico del Estado, y Mario Sina, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán (Italia) para debatir sobre ‘Libertad y conciencia".

El especialista comenzaba con la una exhortación del hoy Papa Benedicto XVI y entonces Cardenal Ratzinger: "Es tiempo de encontrar de nuevo el coraje del anticonformismo, la capacidad de oponerse, de denunciar muchas de las tendencias de la cultura actual, renunciando a cierta eufórica solidaridad posconciliar". Y proseguía así: 

Las ideologías de género y de los derechos reproductivos, gestadas a mediados  del siglo pasado, han sido consolidadas mediante leyes de nuevo cuño en nuestro país en los últimos años. Nos desenvolvemos en un marco legal en el que la dignidad humana y los derechos fundamentales han sido vulnerados en gran medida.

En esta ponencia propongo una reflexión sobre la aparición de una nueva ideología. Se trata de una ideología, subsidiaria de las anteriores, que pretende regular, en sentido restrictivo, la libertad de conciencia como medio de controlar a una categoría de ciudadanos vinculados por una profesión común, a fin de asegurar un pretendido derecho a la muerte “sanitarizada”. Se trata  de una nueva ideología subrogada que defiende la necesidad de regular las conciencias para garantizar la destrucción de la vida en el ámbito sanitario. 

Los agentes e instituciones sanitarias tendrán, desde ahora, y en contra de los principios deontológicos básicos de la profesión médica, la obligación legal y “ética” de facilitar la destrucción intencionada de ciertas vidas. Para ello es necesario que el Estado violente otro derecho fundamental: la libertad de conciencia. Pero el Estado necesita, para ello, la cooperación  de las instituciones sanitarias y organizaciones científicas que deben de aceptar esta nueva función que se  impone a la Medicina.

El Comité de Bioética de España (CBE) y el Comité de Bioética de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstericia) con sus informes recientes, y la Organización Médica Colegial (OMC) con el nuevo Código Deontologico aprobado al principio de este verano, han venido a legitimar desde la "ética médica" el papel de la Medicina como facilitadora de la muerte intencionada  de las vidas no deseadas en el ámbito sanitario.La OMC, prohibiendo la divulgación de los borradores del código a los interesados, ha cambiado los deberes profesionales de éstos  a sus espaldas aceptando que el aborto es un acto médico y restringiendo la libertad de conciencia de las instituciones y del médico, al que obliga a facilitar los "derechos reproductivos" involucrándolo en los trámites informativos sin posibilidad de objeción.

Recursos informativos: