Se agrava situación de los cubanos acampados ante el Ministerio de Exteriores

Se agrava situación de los cubanos acampados ante el Ministerio de Exteriores

Los cubanos en defensa de la libertad siguen lamentando  la pérdida de Laura Pollán, líder de las damas de Blanco fallecida en octubre, inspiración su fuerza ante la dictadura castrista.

REDACCIÓN HO.- Informa de ello Óscar Suárez en Universo Increíble, a raíz de las últimas lluvias caídas y del frío que arrecia ya en la capital:

Las lluvias y el frío están agravando la precaria situación de los cubanos acampados frente al Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid que reclaman se cumplan las promesas de ubicación y ayuda.

En un correo recibido en la redacción de Universo Increíble, la Dama de Blanco Sabina Martín Gómez, nos cuenta que casi no han podido dormir porque a las 3 de la madrugada comenzó a llover.

“Se nos mojaron todas las cosas. Se han perdido alimentos que teníamos guardado para poder seguir resistiendo. Nuestras frazadas y todo está lleno de agua.”

“Por otra parte, habíamos  resuelto que las niñas pudieran ir a la escuela, para que no perdieran el tiempo de estudiar, pero sus modestos uniformes estaban mojados y sin planchar. Mi madre está con dolores muy fuertes por las varices, nos estamos enfermando con estas condiciones, pero no desistimos en nuestra lucha”, aseguró.

Se agrava la situación de los acampados cubanosSabina Martín es una Dama de Blanco de Artemisa. Fue delegada del Partido por los Derechos Humanos, afiliada a la Fundación Sajarov. Fue perseguida, amenazada y golpeada por los agentes de la seguridad.

En este grupo de cubanos se encuentra su hermano, Carlos Martín Gómez, quien había sido condenado a 47 años de prisión. Por los acuerdos de España, Cuba y la Iglesia Católica cumplió 14, hasta que fueron deportados.

Laura Pollán, In Memoriam

Sabina muestra también su lamento por la  pérdida de Laura Pollán, a quien Sabina llamó su inspiración y su fuerza.

La líder del grupo disidente cubano las Damas de Blanco, Laura Pollán, falleció el pasado 14 de octubre por un paro cardiaco en el hospital Calixto García, de La Habana, donde se encontraba ingresada desde una semana antes a consecuencia de una insuficiencia respiratoria, según informaron fuentes de la disidencia interna de la isla. Pollán, de 63 años, sufrió un paro cardiaco que no logró superar, aseguró Berta Soler, portavoz de las Damas de Blanco, y Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN). La fallecida tenía una hija, Laura María Labrada Pollán, de 41 años.

En el hospital se le aplicó ventilación artificial y le tuvieron que realizar varias transfusiones así como una traqueotomía que se le practicó ayer mismo. Pollán padecía dengue tipo cuatro que se le complicó con la combinación de otro virus identificado como "sincitial respiratorio", que ataca principalmente a los niños, personas inmunodeprimidas y de la tercera edad. A ese cuadro se sumó la diabetes crónica que padecía.

La noticia del empeoramiento progresivo de su salud circuló rápidamente en las redes sociales, así como en los medios de comunicación de Estados Unidos, después de que la bloguera cubana Yoani Sánchez publicara la noticia en su cuenta en twitter. La propia bloguera aseguró nada más conocer la noticia que "le acabo de dar un abrazo a Héctor Maseda (su marido y ex preso político)", dijo Sánchez.

Laura Pollán fue protagonista junto a un grupo de mujeres de una de las gestas más importantes de la resistencia y la oposición en Cuba: el Movimiento de las Damas de Blanco. El detonante para la creación del grupo de disidencia se plasmaron cuando Pollán exigió la liberación de su esposo Héctor Maseda Gutiérrez, de 63 años, quien fue condenado a 20 años de prisión durante la Primavera Negra de 2003 por el régimen dictatorial de los hermanos Castro. Pollán se enfrentó, durante más de diez años, con gran coraje y determinación, a la policía política y desafió el hostigamiento de los partidarios castristas.