Francia, sin médicos para perpetrar abortos

Francia, sin médicos para perpetrar abortos

Precisamente es el lamento del negocio abortista galo.

REDACCIÓN HO / LIFESITENEWS.COM.- Europa toma conciencia del derecho a vivir. Si en España se nos abre la posibilidad de poner fin a la ley del aborto en las próximas elecciones generales,  si los ciudadanos en el resto de Europa ponen sus miras en líderes que defienden el primer derecho humano (Irlanda, Finlandia...), ahora la noticia salta en Francia.  Los médicos galos no quieren perpetrar abortos. Y no es que así lo declaren los propios provida, sino que son los propios defensores del aborto los que lo ponen de manifiesto, al lamentar este rechazo sanitario que no hace sino crecer.

Es el caso de lo declarado por una trabajadora de un centro abortista, cuya queja fue plasmada en un destacado diario cibernético de un periodista en el área médica, Martin Winkler. La autora del artículo, que escribe guardando el anonimato, teme que si esta tendencia no se detiene, la matanza del concebido “peligrará”.

“Yo creo que el aborto es una práctica en la medicina que es más ‘tolerada’ de lo que es realmente aceptada, a pesar de haber pasado ya varias décadas desde su legalización, incluyendo bien adentro de la comunidad médica”, reconoce en el artículo

“No es raro escuchar reflexiones fuertemente desagradables (en cuanto al aborto) por parte de los compañeros en la Medicina, siendo una señal de la poca apertura de espíritu y de tolerancia con respecto a la IVE (interrupción voluntaria del embarazo)”,  añade.

“Con sólo mi ‘poca’ experiencia, son cada vez menos los ginecólogos que se comprometen con un nivel razonable de la práctica de la IVE….menos y menos, y menos y menos entre los de la generación joven…. Por un lado, el recuento llega a la suma de los dedos de la mano donde yo trabajo…. Hacen uso de ‘la cláusula de conciencia’ para justificar su falta de involucramiento”, se lamenta.

“Pero, ¿cómo pueden preocuparse sobre la IVE, que estadísticamente se le aplica a una de cada dos mujeres durante sus vidas, cuando se es un ginecólogo-obstetra?”, se pregunta la autora, que tiene por cierto que se dan dos abortos por cada ocho embarazos en Francia, “si la memoria no me falla”.

“Por otro lado, la práctica de la IVE, debe ser ‘aparte’, y siempre, aún en 2011…..es una práctica que es poco valorada, poco reconocida, poco entendida, poco pagada”.

La abortista declara que el problema “no es sólo de nuestro centro, sino que tiende a hallarse en toda Francia”.

Las observaciones de la abortista anónima se asemejan a las de los proponentes del aborto en los Estados Unidos de América, donde ante el creciente rechazo de los profesionales sanitarios se han creado programas en las escuelas de la medicina para animar a los médicos a aceptar la práctica del aborto.

En unestudio reciente, se señala que son menos de lo que se creía los médicos que están dispuestos a practicar abortos en los EEEUU. El informe, cuyos resultados fueron diseminados en agosto, se encontró con que el 97% de los médicos dicen que se han topado con personas que les piden un aborto, pero que, solamente el 14% han accedido a realizarlos.

Noticias relacionadas: