Cine, espectáculo y 11-S

Cine, espectáculo y 11-S

«Descarga gratuita en el blog <a href="http://fernandorgenoves.blogspot.com/">Librepensamientos</a>»

REDACCIÓN HO.- “En el ensayo hago algunas consideraciones sobre el tratamiento cinematográfico, estético y mediático concedido a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en EEUU, sucedidos, hace diez años ya”. Así habla Fernando Rodríguez Genovés sobre su último libro “Cine, espectáculo y 11-S” que puede descargarse gratuitamente visitando el blog: Librepensamientos.

Un ensayo para cinéfilos y curiosos de la sociología. A caballo entre grandes maestros del cine y las grandes superproducciones de los últimos años, abastecidas por la gran tragedia humana del 11-S.

A propósito de los trágicos atentados en Manhattan, ha escrito el autor en su blog: "Diez años desde el 11-S. Ya. Diez años de 11-S. Todavía. No quiere esto decir que la nube de ceniza que oscureció la línea del horizonte aquel día aciago siga cubriéndonos con su manto asfixiante, hasta el punto de no dejarnos ver más allá. Hay vida y libertad tras el 11-S. Hemos sobrevivido al 11-S. He aquí el acontecimiento. Porque iban a por más. Iban a por todas. Hemos resistido y resistiremos.

Muchas cosas han pasado desde entonces. No todas malas. Las acciones militares aliadas desarrolladas en Irak y Afganistán, las políticas contraterroristas aplicadas por las democracias más relevantes del mundo, han logrado frenar el avance del terror, merced a actuaciones tanto quirúrgicas como preventivas. Algunas muy destacables y resolutivas. Acaso la más notable haya sido la localización y muerte, finalmente, del primer y máximo responsable, aunque no el único, de la masacre: Osama bin Laden.

Como una nube no hace verano, ocurre, sencillamente, que los hombres libres en las sociedades no olvidamos. Ni olvidaremos nunca aquella villanía. «We will never forget», continúa simbolizando la llamada de piedad y justicia de las víctimas, los muertos y los vivos, la cual no debe ser desatendida ni ignorada. Jamás. Por la misma razón, nunca olvidaremos tampoco el Holocausto ni la causa del pueblo judío y de Israel, que no es otra que poder vivir en libertad, con seguridad y dignidad. Estas sí son causas. No como otras, que son excusas causadas".

Finalmente, según declara Fernando R. Genovés: "Hoy, a pesar de todo –aun contando los ataques habidos desde entonces en diversos lugares del planeta–, Al Qaeda y el terrorismo internacional están más débiles que aquel 11 de septiembre de 2001".