DAV hace efectiva su petición de tutela judicial para Ramona Estévez

DAV hace efectiva su petición de tutela judicial para Ramona Estévez

«<a href="http://www.hazteoir.org/firma/40966-firma-s-o-s-ramona-estevez"><span style="color: #000000;"> </span></a><a href="http://www.hazteoir.org/firma/40966-firma-s-o-s-ramona-estevez" style="border-color: initial;">Firma: S.O.S. Ramona Estévez</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/firma/40966-firma-s-o-s-ramona-estevez">« »</a>«<a href="http://www.hazteoir.org/np/dav-denunciara-consejera-sanidad-andalucia">DAV denunciará a la consejera de Sanidad andaluza</a>»<br>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/files/medidas%20cautelares_eutanasia_Huelva.pdf">Escrito presentado por DAV en los juzgados de Huelva</a>»

REDACCIÓN HO.-  Como habíamos anunciado, Derecho a Vivir (DAV) ha presentado este viernes, 26 de agosto, a las 11 de la mañana en los juzgados de Huelva (calle Alameda Sundhein 28), una petición para obtener la tutela judicial urgente del derecho a la vida de Ramona Estévez, a quienla Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha ordenado dejar de alimentar a través de la sonda nasogástrica que tenía puesta.  Derecho a Vivir presentará en los próximos días, además, una denuncia contra la consejera de Salud, María Jesús Montero, por ordenar una práctica eutanásica presuntamente contraria al Ordenamiento Jurídico español.

Derecho a Vivir ha solicitado a la Administración de Justicia que intervenga para garantizar que Ramona Estévez, de 90 años, en estado de coma, recibe los cuidados indicados por los médicos que la atienden, conforme a la lex artis (código de buenas prácticas médicas) y al Ordenamiento Jurídico español, que persigue como un delito la práctica de la eutanasia.

El delegado de Derecho a Vivir en Huelva, Eduardo Gómez Pirlich, ha presentado el escrito de DAV y ha atendido a los representantes de la prensa a las puertas del Juzgado.

DAV demanda amparo a la autoridad judicial para que vele por el derecho a la vida y evite cualquier práctica eutanásica que, como la decisión gubernativa de retirar la sonda de alimentación, causará directamente la muerte por inanición de la paciente, además de contravenir la buena práctica médica y lesionar el derecho a la objeción de conciencia del personal facultativo.

DAV, además, se encuentra analizando las opciones de una denuncia contra la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, por una posible vulneración del derecho fundamental a la objeción de conciencia y un posible delito de omisión de auxilio, según ha anunciado este jueves la portavoz de DAV, la doctora Gádor Joya, después de saberse que la Junta de Andalucía ha ordenado dejar de alimentar a una anciana de 90 años “desvalida e interna” en el hospital de la Blanca Paloma.

“Hemos encargado  un dictamen jurídico sobre la base de los hechos conocidos de este caso, que entendemos que pueden ser conductas ilícitas contra derechos fundamentales, tipificadas en el Código Penal”, ha señalado Gádor Joya, que prevé la posibilidad de presentar la denuncia “a lo largo de la próxima semana”.

Ramona Estévez, de 90 años, está inconsciente después de sufrir un infarto cerebral, y se encuentra hospitalizada en el Hospital Blanca Paloma de Huelva. Hasta ahora se alimentaba por medio de una sonda nasogástrica, sin la cual morirá de inanición, "una muerte nada compasiva", como señala la dra. Joya.

José Ramón Páez, hijo de Ramona, que está siendo asesorado por la asociación en defensa de la legalización de al eutanasia Derecho a Morir Dignamente,  asegura que la anciana pidió verbalmente no someterse a este cuidado y, aconsejado por la citada asociación eutanásica, pidió a la Junta de Andalucía que obligara a los médicos a retirar la sonda de alimentación, un hecho que sucedió el pasado martes.

“No es un tratamiento médico, sino un cuidado básico, como es la alimentación de toda persona. Si dejan de alimentarla, morirá, y no de una forma precisamente digna”, subrayado la portavoz de Derecho a Vivir.

Gádor Joya recuerda que “muchos médicos y ciudadanos preocupados por el empecinamiento del Gobierno en legalizar subrepticiamente la eutanasia, ya advertimos que con la Ley andaluza de Muerte Digna y con el proyecto de la Ley nacional empezaríamos a ver muy pronto en España casos como éste: prácticas eutanásicas disfrazadas de decisiones compasivas, así como desatención de los cuidados paliativos a los que todo paciente tiene derecho y vulnerabilidad cada vez mayor del médico en el ejercicio de su libertad de ciencia y de conciencia”.

La doctora Joya ha lamentado también “el cinismo de la ministra de Sanidad”, que este martes, ante la polémica suscitada por la decisión de la consejera de Sanidad andaluza de dejar de alimentar a la señora Ramona Estévez, volvió a invocar el “consenso” para sacar adelante el proyecto de Ley de Derechos de la Persona ante el Proceso Final de la Vida, más conocida como Ley de Muerte Digna.

“La obsesión de este Gobierno con la muerte es pura ideología. No les interesa la calidad de vida de los pacientes, los cuidados paliativos que reciben, su idea fija es cómo seducir a la gente con la muerte, se trata de una pulsión verdaderamente inquietante y siniestra”, concluye Gádor Joya.