Fabricando 'Maestros' en feminismo e ideología de género por un tubo

Fabricando 'Maestros' en feminismo e ideología de género por un tubo

El último plan de estudios de la UPV, aprobado por el Ministerio, recoge asignaturas como Economía feminista, Historia del movimiento feminista, Teoría feminista del Derecho, y otras istas, algunas obligatorias en el nuevo Máster.

ELCONFIDENCIAL.COM.- España podrá ser un país sin mucho horizonte laboral para sus jóvenes pero nadie podrá decir que esa no es la generación más y mejor preparada de la historia. Porque hoy en día, uno se puede hacer experto en cualquier cosa, aunque luego eso no te sirva para nada. La universidad española, tan prolija en títulos y en másteres especializados, te puede convertir, en solo un curso académico, en un experto graduado en algunas de las cosas más variopintas.

Es el caso, por ejemplo, del último plan de estudios que el Ministerio de Educación le ha aprobado a la Universidad del País Vasco, cuyo rector es Iñaki Goirizelaia. El Boletín Oficial del Estado publicaba el pasado lunes 22 de agosto  la estructura y distribución de los créditos del nuevo máster, citamos textualmente, de “Estudios feministas y de Género”. ¿Y eso para qué sirve?, se preguntarán muchos. 

La UPV explica que este máster “está orientado a la investigación en ciencias sociales y jurídicas, siendo su objetivo general el de ofrecer una formación interdisciplinar y especializada en el campo de los estudios feministas y de género”.  “Una apuesta por la interdisciplinariedad –añade- y la colaboración conjunta de profesionales de distintas disciplinas y áreas temáticas”.

Las diferentes materias, impartidas, cómo no, por más de 40 profesoras, pueden ayudar también a hacerse una idea de este título aporta. Y es que, los 60 créditos ECTS  propuestos por la UPV recogen asignaturas como: “Economía feminista”, “Feminismo, sujeto y modernidad”, “Historia del movimiento feminista”, “Teoría feminista del Derecho”,  y otras tantas materias acabadas también en “ista”, unas de carácter obligatorio y otras, optativas, a las que suma un trabajo fin de máster.

Lo dicho, no será porque los jóvenes españoles no sean los más y mejor formados. De eso habrá que pedir cuentas a otros líderes supuestamente también muy feministas.