Se ensañan con un centro de acogida de la JMJ en Aluche, con destrozos y robos a los peregrinos

Se ensañan con un centro de acogida de la JMJ en Aluche, con destrozos y robos a los peregrinos

<a href="http://www.hazteoir.org/firma/40759-firma-cese-delegada-gobierno-en-madrid" style="border-color: initial;">«Firma: Por el cese inmediato de la delegada del Gobierno en Madrid»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/40735-marcha-intransigencia-arremete-peregrinos-jmj">La marcha de la intransigencia arremete contra los peregrinos de la #JMJ</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/40758-jauregui-amparo-laicistas-que-arremetieron-jovenes-jmj">Jáuregui, al amparo de los laicistas que arremetieron contra los jóvenes de la JMJ</a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/40781-8-antipapa-detenidos-violenta-marcha-se-niegan-declarar-policia" style="border-color: initial;">«Los ocho antipapa detenidos pasan hoy a disposición judicial»</a>

REDACCIÓN HO.-  Peregrinos de la JMJ se han puesto en contacto con HazteOir.org para denunciar los graves hechos perpetrados ayer contra los jóvenes católicos participantes en este importante evento internacional. Los hechos más graves se produjeron en el madrileño polideportivo de Aluche, donde aprovechando la participación de los jóvenes en los actos de la Jornada con el Papa, los violentos allanaron este centro de acogida, para robar y causar numerosos desperfectos.

Sobre las 23: 30 horas, los peregrinos alojados en este polideportivo, entre ellos jóvenes procedentes de Jaén, regresaron al pabellón para descansar tras una intensa jornada y se toparon con la desagradable sorpresa de ver que habían forzado las puertas. Ya dentro, comprobaron que los delincuentes se habían cebado con saña: maletas rajadas, objetos de valor sustraídos y la ropa de los sacerdotes aparecía arrojada por los suelos.

De inmediato se dio aviso a la Policía para denunciar los hechos; personados los agentes, tomaron nota de todos los desperfectos y robos, y esta misma mañana se personarán de nuevo el pabellón para continuar con su investigación.

Además de diversos objetos de valor, los delincuentes han sustraído algunos pasaportes a los peregrinos italianos que se alojan en el pabellón: "la imagen que ofrecía el pabellón evidenciaba que no se trata de  un mero hurto, sino que les ha movido una clara intención de hacer daño", nos dice Álvaro, uno de los jóvenes peregrinos víctima de los asaltadores.

Nuevo ensañamiento contra los peregrinos en las calles

HazteOir.org está a la espera de poder ampliar detalles sobre este nuevo ataque a los jóvenes peregrinos y a quienes les acogen estos días. Una acción delictiva perpetrada en una jornada de jueves en la que los laicistas volvieron a dar rienda de su ira y su violencia contra los participantes en esta JMJ, tras la violenta noche anterior de la manifestación antipapa que se saldó con 11 heridos y ocho detenidos que hoy pasan a disposición judicial tras negarse a declarar ante la Policía

Según la denuncia que realizan jóvenes peregrinos a HO, anoche fueron víctimas nuevamente de los intolerantes, y sólo rápida ayuda viandantes adultos, seguida después por la de agentes policiales, permitió que fuera a mayores. Nos lo cuenta Jaime, uno de los jóvenes objeto del acoso laicista:

Tras la jornada vivida con el Papa, un grupo de jóvenes peregrinos estábamos cerca de Sol cuando nos topamos con unos escasos 50 exaltados que lanzaban insultos contra el Papa y contra los participantes en la JMJ . La Policía les acorraló para evitar que se llegara a mayores, llevándoselos hacia la Plaza de Jacinto Benavente. Pero un puñado de laicistas lograron escapar del cordón de seguridad y empezaron a magrearse delante de nosotros, para dedicarnos a gritos insultos como el de "pederastas".

Un grupo de cuatro jóvenes respondimos al grito de "¡VIVA EL PAPA!": los antipapa se volvieron más iracundos, y se aproximaron con la intención de pegarnos. Respondimos los cuatro agarrándonos los brazos y quedándonos parados, al tiempo que seguíamos vitoreando al Papa: si no llega a ser por unos adultos que estaban cerca, que retiraron a los que tan violentamente nos increpaban, nos hubieran pegado.

Enseguida llegaron también unos agentes de la policía, que nos separó, aunque ellos seguían gritando coas como "Vuestro papa es nazi, pederastas"... Nuestra única respuesta seguía siendo vivas al Benedicto XVI.