La marcha de la intransigencia arremete contra los peregrinos de la #JMJ

La marcha de la intransigencia arremete contra los peregrinos de la #JMJ

«BLOGS HO: <a href="http://www.outono.net/elentir/2011/08/17/video-marcha-anticatolica-deriva-en-insultos-a-los-jovenes-de-la-jmj/">Vídeo: marcha anticatólica deriva en insultos a los jóvenes de la #JMJ</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/40578-ayudanos-parar-manifestacion-anti-papa">El Gobierno claudica nuevamente ante el laicismo radical</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/firma/40699-llama-delegacion-gobierno-pedir-respeto-anti-papa">Llama a la Delegación del Gobierno para pedir respeto de los anti-Papa</a>»

REDACCIÓN HO / AGENCIAS.- Manifestantes participantes en la marcha 'anti-Papa' salieron pasadas las 19.30 horas de la madrileña plaza de Tirso de Molina al grito de 'De mis impuestos, al Papa cero" en una marcha autorizada por la Delegación del Gobierno. "Menos crucifijos y más trabajo fijo" ha sido uno de los lemas con el los manifestantes radicales laicistas, se han manifestado contra la visita del papa Benedicto XVI, que llega a Madrid mañana jueves para presidir los actos principales de la Jornada Mundial de la Juventud.

Los participantes en esta marcha portaban pancartas con lemas como 'Esta no es la juventud del Papa', 'Menos viajecitos y mas papeo para los negritos', 'Dios si, Iglesia no', 'Separación Iglesia-Estado' o 'Menos religión y mas Educación".

La marcha, entre mofas e insultos hacia la figura de Benedicto XVI y hacia los creyentes, transcurría hasta que la cabecera de la marcha llegó a la Puerta del Sol, donde la turba de los laicistas radicales se ha encontrado con un numeroso grupo de peregrinos.

La tensión ha comenzado junto a la estación de cercanías de Sol donde la Policía Nacional ha optado por desalojar a jóvenes que defendían la JMJ para permitir que la marcha siguiera su curso. De este modo, con todo el ancho de Puerta de Sol a su disposición, los manifestantes han podido circular. Sin embargo, parte de la marcha se ha quedado detenida en la plaza y ha seguido increpando a los jóvenes católicos.

Así, la columna de la manifestación ha quedado partida en dos, los que se han quedado en Sol y los que han seguido avanzando. Los primeros, se han topado con que decenas de jóvenes católicos que han hecho una sentada al grito de "Benedicto, Benedicto".

En ese momento el ambiente se ha visto crispado por proclamas y gritos de mal gusto. "Menos crucifijos y más trabajo fijo" "La juventud del Papa también se la machaca", "Religión fuera de la escuela" o "Si quieres religión, yo quiero natación" frente a la respuesta de los peregrinos que coreaban "Benedicto, Benedicto" y 'Viva el Papa".

Muchos de los peregrinos han sido acorralados mientras salían de la boca de metro de Sol y han soportado abucheos y gritos. Ante la tensión y la violencia generada, la Policía ha tenido que intervenir y ha desalojado la plaza. Las calles que confluyen a Sol, Carretas, Arenal y Preciados están abarrotadas de manifestantes que protestan contra la carga policial.

Las asociaciones Europa Laica, Ateos y librepensadores de Madrid (Amal) y Redes Cristianas han sido las convocantes de este lamentable suceso.

ÚLTIMA HORA: Testimonio de fe ante la arremetida laicista

Los laicistas arremeten contra los peregrinosREDACCIÓN HO, CFuencisla.- La convocatoria acabó como se auguraba: la concentración era solo mera excusa para dar acogida a la furia laicista, que arremetió contra los jóvenes peregrinos ofreciendo una bochornosa imagen de intolerancia y violento ridículo ante los ojos del mundo, en medio de un Gobierno ausente, como se quejaban ante los medios de comunicación los portavoces de diversas organizaciones policiales, que lamentaban que se hubiera autorizado lo que ya advirtieron como acabaría. 

Hasta HO llegaban muchos testimonios, como el del Álvaro, joven peregrino:

Sobre la manifestación 'antiPapa' he de decir que estaba buscando por Madrid dónde comer, junto a un grupo de Jaén y nos encontramos con la manifestación 'antiPapa' en uno de los accesos a Sol. Nos unimos a un grupo de extranjeros, megáfono en mano, para gritar "¡Benedicto, Benedicto!" para contrarrestarlos (me he quedado casi sin voz...) y a los pocos minutos,  decenas de manifestantes corrían hacia nosotros para agredirnos.

La cruz y el rosario, respuesta a los exaltadosComo pude, me retiré hacia un lugar seguro con unas chicas de Jaén, que en ese momento estaban conmigo, para pedir ayuda a la policía, porque varios 'indignados' empezaron a pegar a los extranjeros. Cuál fue nuestra sorpresa: NO HABÍA NINGÚN AGENTE DE POLICÍA en Sol. De inmediato llamé al 091 para que se personaran en la plaza y me decían que no sabían nada de que estuviese tomada Sol, y que le dijese la dirección exacta de donde me encontraba (Sol, esquina del McDonald). En tres minutos llegaron varios furgones de policía al lugar en donde estábamos, y a pesar de las agresiones físicas que se estaban produciendo hacia los peregrinos, NO SE BAJABA NINGÚN POLICÍA. Me acerqué a un furgón, toqué la ventanilla, y al preguntarles por qué no actuaban, me dijeron (con un tono de malestar por la situación): "La orden la dan los políticos, hasta que no nos digan, no podemos hacer nada".

Al acrecentarse la tensión, los enfrentamientos y las peleas, a la policía no les quedó más remedio que actuar.

Una auténtica vergüenza y una impotencia tremenda ver cómo te insultan, te intentan agredir y pegan a españoles y extranjeros (que muchos de ellos no sabían qué estaba ocurriendo) y poco puedes hacer en ese momento...

Exaltación de la intolerancia laicistaTambién Jaime nos narraba como los laicistas arremetieron contra los peregrinos lanzándoles escupitajos, latas de cerveza o dando patadas a los jóvenes que les pillaban más de cerca, en medio del cordón policial que finalmente formaron los agentes para separarlos;  jóvenes fieles que respondían simplemente con gritos de "¡Viva el Papa!" y manteniendo, de rodillas, su rezo del rosario, mientras los exaltados trataban de expulsarles de Sol al grito de que la calle era suya.

Muchos de los peregrinos fueron acorralados mientras salían de la boca de metro de Sol, soportando abucheos y gritos. Ante la tensión y la violencia generada, la Policía optó por intervenir, optando por desalojar a los pacíficos peregrinos de la plaza, ante la violencia que mostraban los laicistas, que seguían protagonizando violentas carreras, en las que también agredieron a agentes -aunque sin lamentar heridos graves-, como uno que tuvo que ser atendido tras recibir una patada en el estómago. Uno de los agentes atendidos por sanitarios del Samur-Protección Civil tuvo que ser trasladado con un corte en una mano a un hospital.

Finalmente, los disturbios se saldaron con ocho detenidos entre los intolerantes laicistas, enrabiuetados por la multitudinaria acogida joven a Benedicto XVI, cuya paz no vencían con sus arremetidas, y dos agentes de las fuerzas de seguridad heridos, según han informado fuentes policiales. Los detenidos, acusados de desacato a la autoridad, intentaron agredir al agente cuando éste procuraba evitar posibles altercados entre los integrantes de la protesta y los peregrinos de la JMJ que se han mezclado en la Puerta del Sol. En medio de todo, es de lamentar que los diarios nacionales lacayos del Gobierno sigan hoy haciendo el juego mediático a los violentos.