Madrid avanza en libertad educativa, con importantes asignaturas pendientes

Madrid avanza en libertad educativa, con importantes asignaturas pendientes

Madrid Educa en Libertad celebra las últimas medidas anunciadas por la Consejería, pero recuerda que aún debe respetar los derechos de los objetores a EpC y prevenir de modo efectivo el adoctrinamiento escolar 

REDACCIÓN HO.-  Aunque llevamos un mes de vacaciones escolares, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid va desgranando las medidas que pretende aplicar a partir del curso que viene. Concretamente, ha anunciado la intención de convertir Madrid en distrito único para que los padres puedan elegir centro escolar y el cambio del modelo de tutoría colectiva que se estaba llevando a cabo hasta el momento. 

"Ambas medidas nos parecen positivas en sí mismas, y también por la premura y coraje que demuestran tras ganar las elecciones de mayo de 2011", afirma María Menéndez, portavoz de la plataforma de padres Madrid Educa en Libertad.

"La supresión de la zonificación proporciona a los padres mayor capacidad de elección de centro educativo, que es un requisito imprescindible para avanzar en el desarrollo de los derechos constitucionales de los padres", añade.

En este sentido, Menéndez recuerda que "el cambio de modelo tutorial es fundamental para abordar con seriedad y discreción los problemas que estén afectando a cada alumno y evitar tiempos escolares que con frecuencia eran una pérdida de tiempo o se utilizaban para tratar asuntos extraescolares de los que no se informaba a los padres"

No obstante, para Madrid Educa en Libertad, el Gobierno madrileño todavía tiene pendiente el respeto a los derechos de los objetores a Educación para la Ciudadanía y la prevención efectiva del adoctrinamiento escolar en esas asignaturas y en actividades, charlas y talleres que afecten a la formación moral de los alumnos.

"Todavía se siguen colando en las aulas madrileñas herramientas de adoctrinamiento  inconstitucionales con el pretexto de educar a los adolescentes y jóvenes en materia afectiva y sexual, vulnerando así los derechos fundamentales de los padres", concluye su portavoz.