Medvedev firma la nueva ley con advertencias para la salud en anuncios de abortos

Medvedev firma la nueva ley con advertencias para la salud en anuncios de abortos

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/40320-publicidad-abortista-en-rusia-debera-informar-sus-graves-riegos-mujer">Rusia: la publicidad abortista deberá informar sobre los graves riesgos para la mujer</a>»« »
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/38140-rusia-abre-puerta-esperanza-en-lucha-aborto">Rusia abre la puerta de la esperanza en la lucha contra el aborto</a>»« »
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/27361">El Gobierno ruso lo confirma: "Sin duda, la reducción de abortos está en la agenda"</a>»

REDACCIÓN HO / NOTIFAM.- Dimitri Medvedev, el presidente de la Federación Rusa, ha firmado una nueva ley que requiere que los anuncios de aborto incluyan unos avisos de advertencia para la salud en donde se detallan los riesgos médicos asociados con el procedimiento. La ley requiere que los abortistas le dediquen un 10 % de la promoción en describir los peligros de aborto y hace ilegal que se describa el aborto como “un procedimiento médico seguro”.

Noticias HO informó de esta medida aprobada por la Duma hace unas semanas, a la espera de la firma y puesta en vigor por parte del Presidente Medvedev.

La ley también incluye una estipulación para que las mujeres que no deseen quedarse con sus hijos, puedan dejarlos al cuidado de los centros de adopción. Habiéndose firmado la ley el 14 de julio, la misma entrará en efectividad dentro de los próximos 30 días.

Se anticipa que la Duma le dará aprobación a unas restricciones adicionales en el otoño, lo que incluirá un periodo de espera para el aborto, y un requerimiento del consentimiento del cónyuge. También se le está dando consideración a una movida para desclasificar el aborto como un procedimiento médico cubierto por el sistema de salud estatal.

La información montada en el sitio cibernético del gobierno señala que el proyecto de ley “está dirigida de modo comprensivo hacia la protección de la salud de la mujer y hace mandatorio que los anuncios de los servicios médicos sobre la terminación artificial del embarazo, incluyan unos avisos de advertencia sobre los peligros de este procedimiento para la salud de la mujer y la posibilidad de que surjan consecuencias dañinas, incluyendo la infertilidad.”

Hasta que se le dé aprobación a una mayor cantidad de restricciones, el aborto por petición continúa siendo legal y pagado por el Estado, hasta las 12 semanas de gestación.

El gobierno ruso está tomando las medidas necesarias para detener la tasa de aborto nacional, de la cual se dice es la más alta en el mundo. Mientras que las estadísticas oficiales del gobierno muestran que la tasa de aborto está disminuyendo, las mujeres rusas todavía tienen un promedio de siete abortos durante sus vidas. El número de abortos en 2009 fue situado, a modo oficial, en 1,3 millones, pero es de amplio conocimiento que los números reales son mucho más altos.

Según las estadísticas recopiladas por la Organización de las Naciones Unidas/ONU, la tasa de aborto rusa sigue siendo la más alta en el mundo, con un 53,7 por cada 1,000 mujeres. Esta tasa puede ser comparada a la de China, en donde se implementa de modo enérgico y a nivel nacional, la política pública de un solo hijo por familia, con un 24,2 por cada 1,000 mujeres, y en Cuba, de corte comunista, con un 24,8  por cada 1,000 mujeres. También se ven un flagelo de unas altas tasas de aborto en muchos otros países del pasado bloque soviético, incluyendo en Kazakstán con un 35.0 por cada 1000 mujeres, Estonia con 33, Belarús con 31.7, Latvia con 27.3, y Hungría con 23.4.

En su totalidad, las estadísticas de una Rusia post-comunista, muestran a una nación que se enfrenta a un colapso demográfico masivo.

La población de Rusia se alzó justo por debajo de los 150 millones en 1991, poco antes del quebrantamiento de la Unión Soviética, y desde entonces, se ha visto una caída consistente. A pesar de la reciente alzada, la tasa de crecimiento demográfico se mantiene con unos números negativos en -0.47 por ciento, y la tasa de fertilidad total permanece en 1.42 niños nacidos por mujer, muy por debajo de la tasa de reemplazo de 2.1 para los países desarrollados. La edad promedio de la mujer en la Federación rusa es de 41.9 años. La ONU ha advertido que en 2005, la población rusa podría decaer en un tercio para el 2050, si las tendencias no mejoran.

La alta tasa de abortos en Rusia viene acompañada de unas condiciones abismales en un sinnúmero de áreas. Las pobres condiciones económicas, el alza del crimen organizado, y la apertura de  las fronteras internacionales, han hecho que Rusia se convierta en uno de los sitios mundiales más grandes para el tráfico humano, particularmente de las mujeres y los niños que son vendidos para la prostitución. Las agencias policiacas internacionales informan que la parte occidental de Rusia, particularmente la ciudad de San Petersburgo, se ha convertido en un lugar de destino común para los hombres de  Norteamérica y de la parte occidental de Europa, para el “turismo sexual” con los niños.

La Organización Mundial de la Salud/OMS informa que Rusia tiene la segunda tasa de suicidio más alta en el mundo, con un 72.9 de varones por cada 100,000 personas de la población. Le sigue Lituania con un 73.7 de varones por cada 100,000 personas. La tasa de suicidio refleja la tasa de aborto, hallándose las más altas en los países del pasado bloque soviético. En Estonia, el 64.3 de los varones cometen suicidio por cada 100,000 personas, seguido de Latvia con 59.5, Kazakstán con 51.9, Hungría con 49.5, Belarús con 48.7, y Eslovenia con 48.0.

Rusia sufre de una de las más altas tasas de divorcios, con un 3.36 por cada 1,000 personas, detrás de los Estados Unidos de América y de Puerto Rico, y siguiéndole el Reino Unido.