El TS de Irán confirma la pena de muerte a un pastor evangélico por 'apóstata'

El TS de Irán confirma la pena de muerte a un pastor evangélico por 'apóstata'

«<a href="http://www.hazteoir.org/search/node/ir%C3%A1n%20y%20cristianos" style="text-decoration: none; color: #003871; padding: 0px; margin: 0px; border: 0px none initial;">Noticias relacionadas</a>»

REDACCIÓN HO.- Youcef Nadarkhani es pastor de la iglesia Evangélica en Irán; nacido en el seno de una familia musulmana iraní de Rasht (provincia de Gilan) hace 33 años, se convirtió al Cristianismo. Es la sinrazón por lo cual fue condenado a muerte por "apostasía"; ahora el Tribunal Supremo de Irán ha confirmado el fallo, según informan el diario Worthy News Asistencia News y recoge noticiacristiana.com.

El Tribunal Supremo de la República Islámica de Irán, socio creador de la Alianza de Civilizaciones del gobierno de Zapatero-Rubalcaba, ha confirmado la pena de muerte por el supuesto “diabólico” delito de apostatar del Islam y convertirse al Cristianismo. Fuentes cristianas iraníes alertan de que la ejecución se pretende llevar a cabo de forma inminente y sin previo aviso: se le pedirá que se retracte, y si no lo hace, será ejecutado. "Lo único que puede hacer frente a esta sentencia es la presión internacional”, añadene stas fuentes, principalmente aglutinadas en torno a la organización cristiana Christian Solidarity Worldwide.

Condena de EE.UU. ¿presionará nuestro Ejecutivo?

Estados Unidos a través del Departamento de Estado, ha emitido un comunicado en el que  condena la “hipocresía” de Irán, al tolerar los graves ataques a  los derechos humanos y, en concreto, por la reciente condena a muerte del pastor cristiano, por practicar su fe.

En el comunicado, ofrecido por el portavoz Nuland Victoria, se dice: “Mientras que los lideres de Irán, hipócritamente pretenden promover la tolerancia, siguen deteniendo, encarcelando, acosando a todos aquellos que solo desean adorar la fe elegida”. Añade que el pastor Nadarkhani es “solo una de miles de personas que sufren persecución por sus creencias religiosas en Irán, incluyendo otros líderes a quienes han encarcelado por mas de 20 años por practicar su fe".

En el comunicado, Nuland concluye: “Nos unimos con toda la comunidad internacional para hacer un llamado al gobierno iraní, para que respeten los derechos fundamentales de todos sus ciudadanos; y se mantenga un compromiso internacional para protegerlos”.

Una persecución sin tregua

Youcef Nadarkhani, está casado, tiene dos hijos, de 8 y 6 años de edad que asistían a una escuela local, cuando el gobierno decidió que a todos los niños se les debe enseñar el Islam, incluidos todos los de las familias cristianas. Youcef Nadarkhani se presentó en  la escuela y protestó con base en la Constitución iraní, que teóricamente permite la libertad de credo. Como resultado, la policía secreta le llamó en Rasht, el pasado 12 de octubre de 2009. Fue arrestado, acusado por protestar, y ha estado en prisión en Lakan (que está a siete kilómetros al sur de Rasht) desde entonces. Más tarde, los cargos fueron cambiados a la apostasía y la evangelización a los musulmanes.

En la cárcel fue tratado "médicamente" para que abandonase el Islam, ya que los médicos del régimen consideran que abandonar el Islam es propio de locos.

Debido a que la fe de Youcef Nadarkhani se mantuvo fuerte, las autoridades iraníes decidieron arrestar a su esposa con el fin de ejercer mayor presión sobre él. El 18 de junio, Fatemah Pasindedih fue detenida y recluida en la cárcel en Lakan. Durante este tiempo sus hijos fueron a vivir con un pariente. Ambos, Youcef y su esposa Fatemah, fueron amenazados por las autoridades islámicas con que se les quitaría a su hijos, que serían entregados a una familia musulmana.

Nadarkhani Youcef, no se dejó influir, por lo que su esposa fue llevada a juicio sin abogado, y condenada a cadena perpetua. Posteriormente fue contratado un abogado que apeló la sentencia. La sentencia y la condena fueron anuladas y posteriormente su esposa fue liberada.

El 21 y 22 de septiembre de 2010 se celebró el juicio contra Youcef, y se le comunicó verbalmente la sentencia de muerte. El  acta del veredicto se retrasó y finalmente se le entregó el 13 de noviembre de 2010 por el Tribunal Revolucionario de Primera Instancia. Se le condenó a ser ejecutado en la horca por el delito de apostasía. Tuvo veinte días para apelar la sentencia ante el Tribunal Supremo de Irán.

Ahora, el Tribunal Supremo de la República Islámica de Irán ha confirmado la pena de muerte por el delito de apostasía y conversión al Islam. Grupos cristianos iraníes piden que se difunda la situación de Nadarkhani Youcef en los medios de comunicación internacional.