El Colegio de Médicos de Toledo llevará ante la Justicia a la OMC

El Colegio de Médicos de Toledo llevará ante la Justicia a la OMC

«<a href="http://www.hazteoir.org/documento/colegio-medicos-toledo-nota-codigo-medico-aprobado-omc">Nota interna del Colegio de Médicos de Toledo</a>»

REDACCIÓN HO.- El Colegio de Médicos de Toledo aparece hoy en algunos medios de comunicación por las advertencias en deshidratación que han publicado recientemente ante la posible ola de calor. Sin embargo, la noticia importante estriba en que ha sido el primer colegio médico provincial en levantar públicamente el 'hacha de guerra' contra la OMC con motivo del cómo ha sido aprobado por la vía rápida y con profundas manipulaciones, el nuevo código deontológico médico.

Tan sólo el diario La Razón avanzaba hoy en su edición digital la impugnación por parte del Colegio médico de la capital manchega, -a las numerosas quejas vertidas por diferentes colegios provinciales, asociaciones pro vida y facultativos, se suma ahora un nuevo frente judicial: el colegio de médicos de Toledo impugnará hoy el nuevo código ético. El colegio, que confirmó la noticia, presentará un recurso ante la Justicia para frenar la aplicación de un texto que limita el derecho a la objeción de conciencia ante temas tan controvertidos como el aborto o el tratamiento del paciente al final de la vida.

En concreto y según fuentes vinculadas a asociaciones pro vida de Andalucía, es la interrupción voluntaria del embarazo el asunto que más ampollas ha levantado, al ser el artículo 55 del código –obliga al médico objetor al aborto a informar sobre esta materia– el objeto del recurso judicial que la organización colegial castellanomanchega interpondrá contra la deontología aprobada, y que ha sido apodada como el «código Sendín», en alusión a Juan José Rodríguez Sendín, impulsor del texto y presidente de la OMC.

Se trata del primer colegio que opta por esta vía, si bien son ya varios los que han recibido quejas de sus colegiados –Cádiz, Sevilla, Málaga y Granada– por la indefensión que la elaboración cuasi secreta del nuevo código les ha generado. El motivo de sus protestas es que no han recibido información relativa al cambio deontológico y no han sido consultados para su aprobación. Aunque la OMC alega que esa información debía ser proporcionada por cada colegio, el hecho de que los borradores previos contasen con una cláusula de confidencialidad impuesta por la OMC impidió a los médicos poder opinar sobre el nuevo código.

Falta de transparencia y secretismo

El Dr. Esteban Rodríguez, portavoz de Ginecólogos DAV, denuncia y resume el recorrido del tan lamentado 'nuevo código deontológico' que hace aguas por todos lados.

Donde las quejas sobre la falta de transparencia y el secretismo, que ha rodeado a la tramitación del nuevo Código Deontológico presentado el 12 de junio ante la opinión pública y que han transcendido en variados medios, no han dejado indiferentes a la OMC.

Con antelación, varios Colegios provinciales, además de la OMC, habían recibido quejas de los colegiados denunciando que se les han ocultado los borradores y la existencia de plazos para formular alegaciones y alertando sobre el desafuero que supondría aprobar un código normativo en esas condiciones ilícitas.

El Presidente Rodríguez Sendín, salía al paso en la rueda de prensa de presentación del nuevo código afirmando que su elaboración  había contado con "una amplia participación de cargos intermedios". Pero de los 250.000 colegiados sólo a 1250 se les ha permitido participar en el procedimiento y de ellos, sólo unos  50 han podido votar una nueva normativa que vinculará a cada uno de los colegiados que , sin embargo, se han visto privados, por sus propios representantes, de su derecho a determinar su opinión y manifestarla.

Según los Estatutos de la OMC y de los COM, son las Asambleas Generales  los ORGANOS SUPREMOS DE LA REPRESENTACION COLEGIAL y, por tanto, en ellas  reside la soberanía democrática; las Juntas Directivas solo tienen un poder delegado y tienen el deber de convocar las Asambleas cuando se pretendan abordar cambios normativos y de dar cuenta ante ellas de sus actuaciones. Igualmente, los Estatutos señalan que las Comisiones Deontológicas no son órganos de gobierno sino sólo consultivos.

Esto contrasta con las declaraciones que DM ( 13/7/2011) recogía en la rueda prensa: "Rodríguez Sendín, presidente de la OMC,  recordó que la estructura de organización de la colegiación médica es de representación democrática y no asamblearia, lo que implica que "el documento se hiciera llegar a las juntas directivas y a las comisiones de deontología de los colegios, que son dueños de sus decisiones, en el sentido de dar a conocer o no los borradores de los códigos entre sus colegiados y también de cómo hacerlo".

La Asamblea General de la OMC fue convocada, según ordenan los Estatutos, el pasado día 9 de julio para votar el borrador definitivo y aportar las últimas alegaciones, sin embargo los colegios provinciales no hicieron lo propio con sus respectivas Asambleas Generales ni informaron fehacientemente  a sus representados de que desde hacía dos años se tramitaba un nuevo Código. Da la impresión de que Sendín trata de descargar su responsabilidad en los Presidentes provinciales.

La misma impresión, y más clara aun, transmitía su Secretario General  que también recogía  DM (12/7/2011):
"Serafín Romero, secretario general de la OMC también coincide en esta valoración alegando que desde la OMC  " se han enviado los borradores a los colegios profesionales, a los que a su vez les correspondía enviarlos a sus colegiados".

Por tanto, esto hace presagiar que no existe una tranquilidad de conciencia en la OMC y que las quejas y denuncias de falta de transparencia y secretismo tienen sólido fundamento, por lo que ante el temor de haber podido incurrir en responsabilidades legales se ponen la venda antes de la herida trasladando su responsabilidad a cada colegio.

El problema para la OMC es que los borradores enviados en febrero  y abril a los Colegios contenían en cada hoja sello de CONFIDENCIAL y la prohibición de hacer copias salvo autorización expresa de la OMC. Luego el presidente de la OMC se excusa acusando a los Presidentes de los Colegios que no estaban autorizados para divulgarlo entre los colegiados.

Así las cosas, el "Código Sendín" podría ser declarado nulo de pleno derecho por los Presidentes de los Colegios en virtud de su capacidad de obrar de forma independiente y separada del CGOMC que como bien dijo Sendín “son dueños de sus propias decisiones”. Esto precisamente es que lo que reclamaban en sus quejas  los colegiados que se han visto perjudicados por sus representantes, tratando de ayudarlos para que no se vieran envueltos en responsabilidades legales por ocultar información a los órganos supremos de la representación y así defenderse de las acusaciones del Presidente y del Secretario de la OMC. Un tribunal de justicia, en caso de contencioso administrativo, también podría declarar el nuevo Código nulo de pleno derecho por irregularidades en su tramitación y sancionar a los responsables.