Éxito cívico en Chile, que sigue alerta: postergada la votación del proyecto progay

Éxito cívico en Chile, que sigue alerta: postergada la votación del proyecto progay

«Para ver el proyecto de ley original,»« »«<a href="http://sil.congreso.cl/docsil/proy4207.doc">descargar aquí</a>.»« »

REDACCIÓN HO.-  La ideología de género que con tanta vehemencia trata de imponer el colectivo gay niega la condición sexuada del ser humano, estableciendo el dogma de que cada cual es libre de decidir cuál es su sexo, con independencia de lo que la naturaleza le ha dado. En Chile, como ha ocurrido  en España con el proyecto Zapatero -exportado a Iberoamérica con increíble celeridad-, quieren convertir frente a toda lógica tal peregrina afirmación en ley, mediante la aprobación del mal denominado proyecto Contra la discriminación (Bol. 3815-07).

El proyecto, impulsado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y en tramitación parlamentaria desde 2005,  tenía previsto  votarse ayer en el Senado, pero finalmente se ha postergado hasta la primera quincena de julio. Sin duda ha pesado el masivo rechazo ciudadano al proyecto, que se ha canalizado en forma de carta dirigida a los representantes de la nación a través de las alertas realizadas por diversos colectivos profamilia y de defensa de las libertades. La sociedad chilena permanecerá alerta, animada por este primer éxito en la batalla por la auténtica igualdad.

Este proyecto de ley representa todo un ataque a la familia y a la libertad de expresión, introduciendo elementos en el ordenamiento legal que al final resultan precisamente discriminatorios por cuestión de sexo, sirviendo a estas minorías. La imposición llega al extremo de incluir penas de cárcel para quien ose cuestionar tal concepto de la sexualidad. También representa un ataque a la libertad religiosa: cualquier predicador que osara siquiera a citar un pasaje bíblico que versara sobre el homosexualismo se estaría arriesgando a ser castigados con penas que van desde la multa al presidio.

Como afirman desde MueveteChile.org, una de las plataformas cívicas que más vienen alertando contra este proyecto y que cuya exitosa campaña de firmas ha incidido sin duda en que el Senado decidiera ayer aplazar la votación del liberticida proyecto de ley,  “nadie está contra los derechos civiles de los gays. Pero ningún ciudadano pide derechos particulares en función de cómo ejerce su sexualidad. Cada uno vive su vida privada y el Estado no ha de meterse bajo las sábanas de nadie. ¿Por qué entonces los homosexuales pidan que se les reconozcan derechos particulares?”

La respuesta es presumible. Como apunta la citada plataforma, “reconocer esos supuestos derechos abre la puerta a los objetivos del lobby gay. Introducir ahora la orientación sexual en nuestras leyes es solo el primer paso”.

¿Cuáles son esos objetivos, a los que encamina el mal llamado proyecto de Ley “le contra la Discriminación que se tramita en Chile? Ni más ni menos que los siguientes:

1º Acabar con la familia tal como la hemos entendido siempre y como se entiende en todas las civilizaciones: la unión de un hombre y una mujer.

2º Aprobar el mal llamado “matrimonio” homosexual.

3º Legalizar la adopción de niños por los homosexuales.

“Si admitimos, como pretenden, que el género es relativo y puede elegirse en cualquier momento, ¿con qué argumentos jurídicos y legales se podrá impedir el día de mañana que se reconozcan derechos a los que ejercen su sexualidad con niños o con animales? -se preguntan en MueveteChile.org- Te lo voy a decir con claridad: cuando llegue ese día no podremos hacer ya nada”.

Otras plataformas cívicas chilenas, como Acción Familia, permanecen también muy activos denunciando este proyecto, contra el que también se han pronunciado claramente diversas confesiones cristianas, como la Iglesia Católica o la Evangélica, insistiendo en su retirada o en la modificación de su contenido  relativo a la expresión “orientación sexual”.

  • Proyecto de Ley: “Establece medidas en contra de la discriminación”. (PLEMD)
  • Boletín Número: 3815-07
  • Ingresado el: 22-03-2005
  • Para ver el proyecto de ley original, descargar aquí.