Los laicistas, airados, se aglutinan para firmar un nuevo manifiesto ateo

Los laicistas, airados, se aglutinan para firmar un nuevo manifiesto ateo

«Por ser Mas Libres: <a href="http://maslibres.org/libertad-religiosa/manifiesto/">Adhiérete al Manifiesto por la Libertad Religiosa</a>»

REDACCIÓN HO.-  La gran expectación y creciente participación en los preparativos de la inminente visita del Papa Benedicto XVI, que convertirá Madrid en centro de la mirada internacional en agosto durante la Jornada Mundial de la Juventud, el no obtener avances en la Ley de Libertad Religiosa anunciada por el Gobierno o la resistencia a eliminar los símbolos religiosos del espacio público han desatada los nervios de los laicistas. Por medio de un comunicado, sus activistas madrileños han hecho saber que esta semana presentarán un Manifiesto en el Ateneo de Madrid, firmado por  “una veintena de asociaciones y movimientos laicos”, del que se felicitan en primer lugar por "suponer un avance significativo" en la relación entre las diferentes asociaciones que componen el movimiento laicista en Madrid, lo cual ya deja en solfa que tengan muy claras las ideas.

Curtido escenario de estas embestidas laicistas, en el Ateneo de Madrid no se deja ver atisbo del evento en la agenda de su web, pese a que medios afines a estos ataques como Público lo llevan anunciando desde hace días para esta semana. Según parece desprenderse de noticias del citado diario, parece ser que finalmente la presentación se realizó ya, en concreto el pasadó día 15 por la tarde, en sobre una "mesa redonda" convocada por estos colectivos en el Ateneo.

Quizá es que les cueste encontrar datos para insistir en sus falaces tesis, cuando en España se han dejado bien claras a través de la Memoria de la CEE como si hay que hablar de un “debe” en la balanza de las cuentas, hay que inclinarlo de forma marcada al lado de lo que aporta la Iglesia , que se autofinancia sin recibir un euro del Estado: sólo en educación, los centros concertados de iniciativa católica ahorraron 4.399 € millones al erario en 2009.

Pero los laicistas prefieren seguir instalados en el dogma que no fundamentan con datos, lo que sorprende más en quienes se reconocen carentes de fe.  El manifiesto, El texto, que pretende ser el eje de una jornada en la que sus expertos y activistas  analizarán la situación actual de "privilegios" de la Iglesia Católica y "el presente y el futuro del laicismo en España", se articula en torno a cinco enunciados:

  • Defensa del ‘Principio de Laicidad del Estado’ como garantía del derecho de libertad de conciencia de toda la ciudadanía.
  • Una escuela pública ‘laica’ que respete la libertad de conciencia de cada persona desde su nacimiento.
  • Promover una Ley de ‘Libertad de Conciencia’ en el marco de Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Supresión de todo tipo de financiación pública a las iglesias.
  • Reivindica que cualquier acuerdo entre la Iglesia y el Estado debe situarse en el ámbito del Derecho Público Interno.

En la jornada de presentación del manifiesto intervendrán representantes de la Sección de Educación del Ateneo de Madrid, Acción Educativa, la Unión de Ateos y Librepensadores-AMAL, Redes Cristianas y la Asociación Laicidad y Libertades, Agrupación Ateneista Juan Negrín, Enclave Feminista o la Asociación para la Memoria Social y Democrática, que se han constituido en una plataforma a la que han invitado al resto de entidades de todo el país, como a la Liga por la Laicidad. El objetivo: extender este movimiento impulsado desde Madrid al resto de España. 

Francisco del Barrio, secretario de la Plataforma recién constituida, ha recordado que las acciones que se promuevan no están motivadas únicamente por la próxima visita del Papa, sino que se llevarán a cabo con continuidad. "A partir de octubre coincidiendo con el curso académico realizaremos jornadas con profesionales".

Según la declaración de intenciones, en la práctica las jornadas servirán para intentar movilizar en torno a la falacia, y así se mostrarán escandalizados por el gasto público de 50 millones que dicen que supondrá la JMJ –cuando el evento también ha dejado bien claras las cuentas: ni un duro recibe del Estado, y en cambio los ingresos para España superarán los 100 millones de euros- o servirá de escenario para mostrar su intolerancia y disgustos por la resistencia a erradicar la religión a la esfera privada, arremetiendo como  muestra contra la permanencia de crucifijos y biblias en Parlamentos como el valenciano.