Iglesias (IU-LV) carga contra Mons. Sanz tildándole de "fariseo" y pide no marcar la casilla de la Iglesia

Iglesias (IU-LV) carga contra Mons. Sanz tildándole de "fariseo" y pide no marcar la casilla de la Iglesia

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/38473-cayo-lara-dixit-culpa-400-mil-parados-no-es-aznar-sino-iglesia">«Cayo Lara dixit: La culpa de los 400 mil parados no es de Aznar, sino de la Iglesia»</a>
««<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/38130-liberticidas-laicismo-aunan-fuerzas-presionar-22-m">Los liberticidas del laicismo aúnan fuerzas para presionar ante el 22-M</a>»<br>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/files/Hay%20un%20voto%20cat%C3%B3lico.doc">Carta íntegra de Mons. Sanz: la defensa de la vida y de la libertad, lo que molesta a IU</a>»

REDACCIÓN HO.-  Los desvaríos laicistas de IU son un sumay sigue. El candidato de IU-Verdes a la Presidencia del Principado, Jesús Iglesias, ha tildado este miércoles de "fariseo" al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, por su carta pastoral titulada "Hay un voto católico", y ha invitado a los asturianos a "no cubrir con una cruz la casilla de la declaración de la renta para la Iglesia".

El candidato de IU ha hecho estas declaraciones, recogidas por Europa Press, tras visitar la charca de Zeluán en Avilés, acompañado de los candidatos de IU de Avilés y Gozón, Alejandro Cueli y Pilar Suárez, respectivamente, que apoyan la restauración ambiental de la zona, tal como propone el colectivo Mavea.

El coordinador regional de la formación ha opinado que "el arzobispo ha cumplido la amenaza de irrumpir en la campaña orientando el voto de los creyentes, de una manera que devalúa felizmente el planteamiento".

A su juicio, la invitación de la Iglesia a apoyar a quienes con su vida personal "no son un ejemplo edificante de moralidad cristiana" es un "refinado ejercicio de fariseismo", que permite a cualquier creyente crítico "no tomar en consideración" esta orientación al voto. Manipulando el mensaje de Mons. Sanz, que en ningún momento pide el voto para ningñun partido, añade que "me parece grave que irrumpa pidiendo el voto para la derecha en un momento en el que llama a escándalo que se apliquen ajustes a todo el mundo en servicios esenciales y la remuneración con recursos públicos de la Iglesia no tenga ajuste y se mantengan los diez mil millones de euros para 2011", ha reprochado.

Para concluir ha pedido "a quien no vote derecha", "que no respalde con la cruz la financiación de la Iglesia".

¿Cuál ha sido el "error" de Mons. Sanz? Defender la vida

Primero, seguramente, que el arzobispo nos recuerde que no cabe desdoblamiento en nuestras personas en cuanto a electores o en cuanto a cristianos, sino que debe haber coherencia; y con ello, que no cabe esperar "neutralidad" de los pastores de la Iglesia respecto a los partidos "cuando evaluamos la cercanía o la lejanía de sus programas y actuaciones, respecto a nuestra manera de entender la justicia y los derechos de las personas desde la doctrina social de la Iglesia".

Partiendo de ello,  Mons, Sanz se ha limitado a pedir  a los ciudadanos que elijan en las próximas elecciones del 22 de mayo a los que "creíblemente" defiendan "la vida en todas sus fases, la maternidad y los retos de la familia", pero sin dar ninguna sigla concreta. Sí dice que es "menester responsable" participar en las elecciones y que en esta campaña existe el peligro de que se "engañe" al electorado demagógicamente. "Tenemos ejemplos bien recientes, en donde la mentira irresponsable ha ahondado una crisis económica que afecta a un incontable número de personas y familias", apunta.

 Monseñor Sanz señala que "se trata de elegir a quienes creíblemente pondrán remedio con el justo empleo de los recursos y la gestión de los presupuestos; de la educación integral no entendida como cincel manipulador al servicio de una ideología; de los más desfavorecidos y sus situaciones de desempleo y vivienda, de la violencia y sus causas en una sociedad frívola y crispada; del desencanto de nuestros jóvenes y la atención social a los ancianos; de nuestra convivencia en un mundo culturalmente plural".

 Sostiene que la dedicación a la política "es hermosa y noble"  cuando se entiende como un servicio real a las personas reales, "sin injerencias indebidas y sin inhibiciones lamentables" y añade que el perfil cristiano del político también existe, "viva o no con total coherencia las exigencias de nuestra fe. Y a él miramos cuando en lo que propone hacer o en lo que da cuenta de lo ya hecho, son reconocibles nuestros valores cristianos".

El Arzobispo de Oviedo reconoce que existen dificultades para escuchar las propuestas de los políticos o evaluar su propia gestión "con quienes emplean la mentira como herramienta y el ataque visceral como talante" y añade que "engañar al electorado demagógicamente, tiene consecuencias tremendas a la hora de encontrar cauces de solución a los problemas".

Recuerda también el texto el Beato Juan Pablo II, "la doctrina social de la Iglesia no es, una tercera vía entre el capitalismo liberal y el colectivismo marxista, y ni siquiera una posible alternativa a otras soluciones menos contrapuestas radicalmente, sino que tiene una categoría propia".

"No es tampoco una ideología, sino la cuidadosa formulación del resultado de una atenta reflexión sobre las complejas realidades de la vida del hombre en la sociedad y en el contexto internacional, a la luz de la fe y de la tradición eclesial. Su objetivo principal es interpretar esas realidades, examinando su conformidad o diferencia con lo que el Evangelio enseña acerca del hombre y su vocación terrena y, a la vez, trascendente, para orientar en consecuencia la conducta cristiana", concluye.

Recursos informativos: