Rusia abre la puerta de la esperanza en la lucha contra el aborto

Rusia abre la puerta de la esperanza en la lucha contra el aborto

<a href="http://www.hazteoir.org/node/27361">«El Gobierno ruso lo confirma: "Sin duda, la reducción de abortos está en la agenda"»</a>

REDACCIÓN HO.- Los legisladores en la cámara baja de la Duma (Parlamento ruso) han preparado un proyecto de ley con el que esperan reducir los más de 1 millón de abortos en el país cada año. Yelena Mizulina, jefe de la Comisión de la Duma para la familia, mujeres y niños, dijo que la legislación rusa actual sólo contempla condenas penales en los casos de los médicos que no hubieran recibido formación médica específica para llevar a cabo abortos.

"El proyecto de ley pretende crear las condiciones para que una mujer embarazada pueda optar por dar a luz. Contamos con el apoyo del público pero, ¿nos escucha el partido?", dijo Mizulina, miembro del partido Centro Rusia, que añadió que el Comité está tratando de presentar el proyecto de ley a la Duma para su ser puesto a examen.

El nuevo proyecto de ley sugiere que dejen de calificar al aborto como un servicio médico, de esta forma se permitiría por un lado que los médicos puedan negarse a practicar abortos, y por otro, se abre la puerta para que puedan ser juzgados penalmente si procuran abortos a mujeres después del cuarto mes de gestación.

El proyecto de ley también dice que mensualmente se realizan pagos a mujeres embarazadas que deberían revisarse. Por el momento, el pago es de 2.000 rublos (70 dólares) al mes hasta el nacimiento del bebé. El Comité de protección de la salud de la Duma sugirió con anterioridad que los doctores que practican abortos durante la segunda mitad del embarazo sean juzgados penalmente. Mizulina dijo que el nuevo proyecto de ley prevee sanciones:"Hay razones sociales y jurídicas de elección de la mujer, para que se atienda según un enfoque global a la cuestión".

Los médicos muestran disconformidad ante este nuevo nuevo proyecto de ley. Gennady Sukhikh, director del centro de obstetricia, Ginecología y Perinatología de la Academia rusa de Ciencias médicas, dijo que estaba contra el castigo penal de los médicos. También dijo que el proyecto de ley, de aprobarse, daría lugar a abortos ilegales, que se traduciría en mayores tasas de muerte para las mujeres embarazadas.

Ha efectuado un llamamiento a provocar debates entre el público y la comunidad médica sobre la cuestión. De acuerdo con el censo del 2010, la población de Rusia ha caído de 145 millones en 2002 a menos de 143 millones, y con una tasa de mortandad superior a la tasa de natalidad a pesar de los esfuerzos del Gobierno para revertir la caída en la población.