26-M: Valencia, de fiesta por la Vida

26-M: Valencia, de fiesta por la Vida

«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/37197-espana-unida-clama-si-vida">España, unida, clama ¡Sí a la Vida!</a>»
«Fotos HO: <a href="http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157626356047384/show/">26-M en Madrid</a> I <a href="http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157626356123380/show/">Toda España</a>»

REDACCIÓN HO.- Bajo el lema ‘Valencia, Sí a la Vida’, miles de valencianos celebraron ayer el Día Internacional de la Vida, participando en la velada lúdica que 14 entidades defensoras del primer derecho humano habían organizado en la Plaza de la Virgen a partir de las 7 de la tarde y que se prolongó hasta casi las 10 de la noche.

Numerosas parejas jóvenes con sus hijos, así como personas de todas las edades y condiciones sociales se congregaron desde minutos antes de la hora anunciada para el comienzo del acto, respondiendo a la llamada de las organizaciones convocantes: la Casa Cuna Santa Isabel, Derecho a Vivir, Jóvenes Provida Valencia, Provida Valencia, RedMadre, Torrent Sí a la Vida, la Asociación Católica de Maestros de Valencia, la Asociación Juan Pablo II para el Desarrollo Humano, COFAPA, la Federación Educación y Desarrollo en Libertad, el Foro Valenciano de la Familia, HazteOir.org, el Instituto de Política Familiar-Valencia y Valencia Educa en Libertad.

Kenosis-26M.preview.JPGLos voluntarios de Jóvenes Provida llevaron a cabo diversas actividades de animación infantil, que entusiasmaron a los más pequeños, mientras los mayores disfrutaban de la actuación del grupo de rock Kénosis, que interpretó buena parte de su amplio repertorio y acabó su concierto compartiendo escenario con un nutrido grupo de niños.

Durante el evento, se dieron a conocer algunas informaciones de la multitudinaria Manifestación por la Vida que había tenido lugar al mediodía en Madrid. Así mismo, tanto al comienzo como al final, se leyó el manifiesto que se está proclamando en las más de 70 movilizaciones de este fin de semana en toda España y en varias ciudades de otros países.

En la alocución de despedida, los organizadores –que consideran muy difícil calcular el número de asistentes, pues el formato lúdico de la celebración y su larga duración favorecieron el continuo ir y venir de personas– hicieron hincapié en que el trabajo en favor de la Vida no puede quedarse en una reivindicación pública una vez al año, sino que ha de formar parte del día a día y ha de tener presencia permanente en la sociedad.