Los jóvenes defienden la vida ante la industria de la muerte

Los jóvenes defienden la vida ante la industria de la muerte

«<a href="http://www.hazteoir.org/np/jovenes-ho-se-manifestaran-manana-en-madrid-frente-negocio-muerte">Los jóvenes de HO se concentran esta tarde en Madrid frente al negocio de la muerte</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/np/jovenes-ho-se-manifestaran-manana-en-madrid-frente-negocio-muerte"></a>»«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/37197-espana-unida-clama-si-vida">España, unida, clama ¡Sí a la Vida!</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/37197-espana-unida-clama-si-vida"></a>»«Fotos HO: <a href="http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157626356047384/show/">26-M en Madrid</a> I <a href="http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157626356123

REDACCIÓN HO / LA GACETA.- Al grito de “Sí a la vida”, cientos de jóvenes convocados por HazteOir.org Jóvenes se concentró en la tarde-noche de ayer ante las puertas del abortorio Dator en Madrid para manifestar su repulsa hacia este lucrativo y sin escrúpulos negocio de sangre. “Estamos en contra de los empresas que se lucran a costa de matar niños”, explicó ayer el portavoz de esta plataforma ciudadana, Luis Tejedor.

En el Día Internacional de la Vida, Tejedor recordó que “lo progresista no es ser abortista, sino defensor de la vida”. “Una sociedad democrática y supuestamente avanzada como la nuestra no puede permitir que se cometan 120.000 abortos anuales como en el pasado año y millón y medio de abortos desde que se aprobara la ley de 1985”, añadió el portavoz de HO Jóvenes.

Como antesala de las 80 manifestaciones provida que se celebrarán hoy en toda España, la concentración de ayer pidió el final del “mayor genocidio de la historia de la humanidad, que se está cobrando millones de muertos en todo el mundo” y que, según aseguraron, es el tercer negocio más rentable en el mundo, después de la venta de drogas y de armas.

En un manifiesto leído a las puertas del abortorio, los jóvenes de HO aclararon que “el aborto no es una interrupción voluntaria del embarazo, es matar al nasciturus en su proceso de concepción y no vamos a permitir ni que los negocios abortistas ni los Gobiernos nos mientan”. “No es un derecho de la mujer porque ninguna mujer puede matar a un niño”, concluyeron.