I Jornadas DAV: "la ley del aborto es ideológica y sometida al servicio de la industria del aborto"

I Jornadas DAV: "la ley del aborto es ideológica y sometida al servicio de la industria del aborto"

El problema está en el tejido social de nuestro país, el mal del aborto está en la sociedad y contagia a la legislación.

REDACCIÓN HO.- Esta tarde, las I Jornadas de Ciencia DAV han acogido entre otras, la ponencia de D. José Luis Requero sobre La nueva ley del aborto. Aspectos jurídicos. 

El Magistrado de la Audiencia Nacional de Madrid y Ex-vocal del Consejo General del Poder Judicial ha analizado la actual ley del aborto comparándola con la ley anterior de 1985, el protagonismo de la sociedad actual en este asunto como cómplice de la ley. 

"La ley del aborto vigente como un sistema de plazos, donde no hay que dar ninguna razón, sino porque sí, satisface el desencadenante para dar el paso a la vigente ley del aborto, fue que ciertos jueces de instrucción empezaron a investigar a determinados abortistas. Entonces distintos sectores llamaron a la puerta del gobierno, el entonces ministro Soriat, dos ideas fundamentales para que entendamos la obcecación por aprobar esta 'nueva' ley del aborto, con ampliación de plazos: el feminismo radical y la industria abortista como negocio económico.

En la vigente ley del aborto, no se encuentra la palabra aborto, solamente se habla de la salud reproductiva y sexual que es la ‘marca’ con que se reviste el aborto. Se liga el aborto a la autonomía, y dignidad de la mujer y algo que no tiene nada que ver con la vida de un tercero, de otro ser humano, sino que es un ejercicio de la salud reproductiva y sexual de la mujer…

Es algo tan sumamente tan de arcilla saber hoy qué es constitucional y qué no es constitucional, que según la mayoría del momento que componga el TS, desde luego si cogemos la sentencia del TS de 1985, la ley actual es inconstitucional.

La ley del 85 venía a decir que en 3 supuestos, el Estado podía renunciar a su protección penal, si ese hueco se sustituye por otra forma de protección, teóricamente eso puede compartirse, porque no dijo el TS que la despenalización fuera una postura proabortista. Poco a poco se ha ido convirtiendo en un derecho y actualmente se ha degenerado en considerarlo una manifestación de la dignidad de la mujer y ligado a un aspecto de la salud de la mujer. El aborto, ya no basado en la voluntad de la mujer.

La legislación anterior fue incumplida, aparte de todo eso, hay que ser realista, en el caso de que España volviese al estado anterior a la ley del 85, tendríamos un panorama internacional donde en toda Europa, salvo Malta, está despenalizado

Una derogación de la actual ley no basta, porque el mal roto es el peaje que está dispuesto a mantener nuestra sociedad, la situación del mal está en la sociedad y contagia a la legislación, la permisividad sexual, miles de embarazos en jóvenes adolescentes. El problema está en el tejido social de este tema en nuestro país.

Hay que luchar por la vida, uno de los puntos de inconstitucionalidad de esta norma es la educación, la EpC obliga a los colegios, universidades a centros donde se imparte la enseñanza clínica que se imparta esta educación. Estamos ante una empresa ideológica que afecta a otros bienes como la concepción de la persona, hay que luchar por un cambio normativo, pero no basta porque es causa y efecto.

Si se diese el paso bien sea porque el TS deroga esta ley, entonces qué hacemos? Volvemos a la ley del año 85? Hay aspectos que son insalvables:

- Aborto terapéutico

- Ejercicio de la autonomía del paciente a través de un consentimiento informado, pero fuera de eso que implica un % mínimo, habría que reconsiderar es la indicación terapéutica sobre el grado de peligro de la madre, gran coladero que concurre un peligro real para la vida de la madre.

- Caso del aborto eugenésico donde los supuestos son mucho más reducidos, pero habría que introducir unas prevenciones legales “la vida del no nacido es un bien que interesa preservar”, si ud. No quiere o puede hacerse cargo, el estado puede tutelarlo.

- En esa penalización, repenalización, condena, no sólo eliminando estos supuestos sino estableciendo medidas positivas de asesoramiento a la mujer.

Estamos en una carrera de fondo, la mentalidad planetaria es más pro aborto que la que preserva la vida del no nacido. El peso está en la mujer, la actitud del feminismo radical, son agentes dobles del machismo en el sentido de que al final engañan a la mujer, la mujer es la que tiene que soportar el síndrome postaborto, la mujer sufre una variante de un contagio masivo, de futuros cánceres, veremos qué pasa con esta trivialización de la píldora del día después y el hombre queda exculpado de todo, el derecho a abortar, si renuncias a tu derecho, no quiero saber nada y yo no tengo nada que objetar a que en el ejercicio de un derecho hayas querido continuar.

En el caso de las menores de 18 años la legislación alcanza unos niveles de hipocresía supinos. La mujer es la que queda instrumentalizada sea por intereses económicos, o de cualquier índole. Luchar por la vida del no nacido, pero también es fundamental llevar la idea de que la segunda gran perdedora es la mujer.