Los ambulatorios catalanes empiezan a facilitar la píldora abortiva RU-486

Los ambulatorios catalanes empiezan a facilitar la píldora abortiva RU-486

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/36189-aborto-nunca-es-medicina">«"El aborto nunca es Medicina": ciudadanos, Gobierno y tribunales bitánicos hacen frente común contra la RU-486»</a>

REDACCIÓN HO.- Un total de seis centros de atención primaria (CAP) y de salud reproductiva y sexual catalanes han empezado este mes de febrero a dispensar la píldora abortiva RU-486 -hasta ahora solo autorizada en hospitales- a las mujeres embarazadas de menos de siete semanas que desean abortar. Así lo han confirmado fuentes del departamento de Salud de la Generalidad, la Asociación de Planificación Familiar de Cataluña y la Sociedad Catalana de Comadronas, cuya presidenta, Cristina Martínez, ha celebrado los "buenos resultados" que a su juicio ha cosechado la "prueba piloto".

La primera fase del aborto farmacológico en los ambulatorios, que en principio se había proyectado comenzar en enero, se inició el pasado 1 de febrero en los Programas Sanitarios de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (Passir) de los CAP Manso de Barcelona, Cerdanyola del Vallès, Vilanova i la Geltrú-Garraf, Mataró, Vic y Badalona, todos en la provincia de Barcelona. El de Badalona es el único CAP que no pertenece al Instituto Catalán de la Salud (ICS), sino que forma parte del Consorcio Sanitario Integral (CSI).

Los promotores de la iniciativa indican que todos ellos cuentan con un hospital de referencia, encargado de autorizar el uso del fármaco en los citados centros, como dispuso el anterior equipo del departamento de Salud de la Generalitat, que planificó el modelo catalán de salud reproductiva sexual.

El objetivo de la Generalidad es que todos los centros de atención primaria catalanes que disponen del denominado Programa Sanitario de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (ASSIR) puedan administrar la píldora abortiva, para lo cual deberán estar acreditados. Los ginecólogos y comadronas de estos centros recibirán formación sobre este método abortivo. El nuevo consejero de Salud, Boi Ruiz, da cumplimiento así a los planes de su antecesora en el cargo, Marina Geli, de promover el aborto farmacológico frente al quirúrgico. Con motivo de la entrada en vigor, el pasado verano, de la nueva ley del aborto, que establece un plazo de aborto libre -sin alegar motivo- hasta la semana 14, el entonces Gobierno tripartito de la Generalidad anunció su objetivo de que la mitad de los abortos en Cataluña fueran por el método farmacológico.

La píldora RU-486, apenas utilizada en España (en solo el 4% de los abortos), es un método mucho más barato que el quirúrgico -cuesta unos 50 euros, frente a los 350 de una intervención en quirófano-. Quien se asegura una nueva fuente de negocio es el entramado farmacéutico que responde a su comercialización -complicada red de empresas con las que se intenta disfrazar la colaboración con la industria de la muerte-, que desemboca en la alemana Hoechst.

Es llamativo que al celebrar los resultados de este primer ensayo, sus promotores aludiera a que así nos vamos equiparando a los países de nuestro entorno. Justo cuando el espejo en el que parecían mirarse quienes defendían la leglalización del aborto en España, Gran Bretaña, acaba de dar un gran varapalo a quienes promocionan este método abortivo

Procedimiento de aborto con la RU-486

RU 486 (o Mitepristone) es una hormona esteroide similar en estructura a la hormona progesterona. Inventada en 1980 por el Dr. Etienne-Emile Baulieu para la compañía farmacéutica Roussel-Uclaf, la RU 486 es parte de una nueva generación de drogas abortivas llamadas "antiprogestinas" (El nombre RU 486 proceda de las iniciales de la empresa Roussel-Uclaf, más un número de serie).

A la mujer se le da una dósis de RU-486 (generalmente 3 píldoras de 200 mg cada una) y abandona la clínica (alrededor de la mitad de las mujeres comienza a sangrar el día después de tomar la RU-486). La mujer deber volver a la clínica 48 horas después para recibir prostaglandinas la cuales completan el aborto.

La cantidad de Mifepristone recomendada (600 mg es 10.000.000 ppt o alrededor de un millón de veces mas alto que el nivel normal en una mujer adulta). La mujer debe de volver algunos días más tarde para un examen medico y para asegurarse de que el aborto ha sido completo y determinar si se han experimentado efectos secundarios. Sangrará después de forma importante durante una media de 10 a 12 días.

Efectos secundarios

Como señalan los expertos y contrariamente a lo que esperaban sus promotores, los efectos secundarios negativos de la RU-486 son manifiestos, destacando sobre todo las hemorragias vaginales, que en un 5% de los casos pueden ser importantes, requiriendo en algunas circunstancias incluso una transfusión de sangre. La importancia de los efectos secundarios es lo que ha obligado a que la RU-486 únicamente se pueda administrar en medio hospitalario. Incluso en tres casos se han detectado accidentes cardiovasculares, que en una ocasión condujeron a la muerte de la mujer por infarto de miocardio (Fam Plann Perspectives 23; 275-82, 1991). De todas formas, siempre que esto ha ocurrido, la prostaglandina asociada era sulprostona, por lo que prácticamente se ha desechado su uso. Hoy día es el misoprostol la prostaglandina más utilizada.

Como la mayoría de los fármacos, la RU-486, también tiene contraindicaciones, que en este caso son amplias, lo que hace que su utilización tenga que ser necesariamente supervisada por un médico..

Entre los efectos secundarios incluyen sangrado del tipo menstrual, dolores y calambres similares a los de un aborto quirúrgico. Las mujeres necesitas calmantes y analgésicos. tambien se han descrito nauseas, vómitos o diarrea por la prostaglandina. El uso de la RU-486 no tiene efectos anticonceptivos; es realmente un aborto.