El PP defenderá esta tarde en la Asamblea de Madrid la ILP en apoyo de la mujer embarazada

El PP defenderá esta tarde en la Asamblea de Madrid la ILP en apoyo de la mujer embarazada

Primera ILP en la historia de la Asamblea: la iniciativa cívica suma una batería de medidas de apoyo "para que ninguna mujer se vea abocada a la tragedia que siempre es el aborto".

REDACCIÓN HO / EUROPA PRESS.- El Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid va a defender en el pleno de esta tarde una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de apoyo a la mujer embarazada, en especial a las madres adolescentes, que contiene una batería de medidas para ayudar a la mujer en estado de gestación para compatibilizar su faceta de madre con su vida laboral y que busca que la mujer no vea el aborto como "la única salida posible", ya que "todo aborto es una tragedia" y "un drama".

"Hoy, por primera vez en la historia de la Asamblea, se abordará una Iniciativa Legislativa Popular. Es un hito en la historia de la Asamblea que por primera vez el derecho de los madrileños a participar en las iniciativas legislativas de una Comunidad, se haga realidad en nuestro parlamento", ha defendido el portavoz 'popular' en la Cámara, David Pérez.

Pérez ha considerado que es "un orgullo" que la ILP, presentada el 22 de febrero de 2007 con el respaldo de 76.000 firmas, sea una iniciativa de "marcado carácter social".

El texto contempla el "derecho" de la mujer embarazada "a ser asesorada sobre cómo superar cualquier conflicto que le pueda suponer el embarazo" y a ser informada de forma personalizada de ayudas para "culminar su embarazo".

Para ello, la Comunidad de Madrid "promoverá y apoyará la existencia de centros de asistencia y asesoramiento a la mujer embarazada que proporcionen a las mujeres información detallada sobre los recursos de protección social existentes en el ámbito estatal, autonómico y local, públicos y privados, adecuados a sus necesidades y en esencial, los referentes a salarios de inserción social, ayudas a la maternidad, en materia de residencia y apoyos a la reinserción laboral".

"En todas las políticas asistenciales de la Comunidad de Madrid se establecerá prioridad a las embarazadas para acceder a las prestaciones o ayudas de que se trate, siempre que sean adecuadas a su situación", señala el texto, que indica que se prestará especial atención a la embarazada adolescente.

En concreto, toda embarazada menor de 30 años tendrá derecho a una asistencia específica, que incluirá al menos "prestaciones de educación para la maternidad, apoyo psicológico antes y después del parto y asistencia singular en el centro escolar para adecuar su plan de estudios al embarazo y la maternidad".

La embarazada adolescente tendrá derecho a "una adecuación de los horarios y planes escolares a sus necesidades durante en embarazo y en los dos años siguientes al parto". Además, las autoridades educativas velarán por el "perfecto cumplimiento de esta previsión y arbitrarán los medios y medidas necesarias para hacer posible la optimización del rendimiento académico de la embarazada de forma compatible con las exigencias derivadas del embarazo y maternidad".

El escrito señala que "en una sociedad desarrollada ninguna mujer debería quedar en situación de desamparo social sólo por estar embaraza y verse abocada por eso a sopesar la decisión de abortar", especialmente cuando "concurren circunstancias de falta de integración en una relación laboral estable, minoría de edad, inestabilidad laboral o falta de recursos económicos".

Asimismo, indica que en estos casos, el aborto puede, subjetivamente, parecer como la única solución a una situación**en la que la afectada no ve otra salida" más que el aborto.

El texto apunta que desde 1985 en España se han producido un millón de abortos y dice que en Madrid en 2004 "se produjeron 16.228 abortos". "Es decir, cada año 16.228 mujeres en nuestra comunidad se vieron abocadas al aborto porque nuestra**sociedad no fue capaz de**ofrecerles alternativas reales no traumáticas", apostilla.

"Todo aborto es una inmensa tragedia, para el niño que no llega a nacer, pero también para la mujer que muchas veces no es libre de verdad pues nadie le ofrece alternativas serias al aborto", destaca el escrito, que dice que el objetivo de esta ILP es "generar una red de apoyo a la mujer embarazada para que encuentre alternativas positivas frente al drama del aborto".

Información en centros asistenciales

El escrito indica que todos los centros asistenciales y sanitarios de la Comunidad tendrán obligación de informar a la mujer embarazada de esta ley, y detalla que la información que se les dé sobre el aborto se incluirá además información sobre el "síndrome post aborto".

En virtud de todo esto, la Comunidad elaborará en seis meses un plan integral de apoyo a la mujer embarazada que incluya la identificación de los centros prestaciones y ayudas a las que puede acceder la embarazada para lograr el apoyo necesario para poder apostar en libertad por la vida de su hijo, campañas informativas al respecto, así como campañas para que los varones asuman su responsabilidad como causantes del embarazo.

Además, hay medidas para facilitar el acceso de esta mujer embaraza al empleo, residencias o viviendas adecuadas a su situación y a servicios de guardería.. Entre las medidas, también se pondrá en marcha un teléfono y se promoverá la implicación de los ayuntamientos.

ÚLTIMA HORA. A probada la ILP, pese al rechazo de PSOE e IU

El pleno de la Asamblea ha aprobado finalmente, con 61 votos a favor (PP) y 45 en contra (PSOE e IU), la toma en consideración de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) dirigida a "generar una red de apoyo solidario a la mujer embarazada para que encuentre alternativas positivas frente al drama del aborto".

La diputada socialista Pepa Pardo intentaba explicar el rechazo de su grupo criticando el "oportunismo galopante" del PP por impulsar al final de la legislatura una iniciativa registrada en 2007 y ha pronosticado que "no dará tiempo" a terminar su tramitación antes de las elecciones del 22 de mayo. Unacrítica gratuita, cuando se trata de una demanda cívica a través de una iniciativa legislativa  popular.

A Pepa Pardo le moslestaba especialmente que detrás de la propuesta estuvieran organizaciones provida: "detrás de esta ILP están Provida, Adevida y el resto de asociaciones que han promovido manifestaciones cuando ha gobernado el PSOE y nunca cuando gobernaba el PP y había 500.000 abortos".

"Votamos en contra porque creemos que carece de rigor y de voluntad de arreglar la situación de las mujeres embarazadas con escasos recursos, además de que no nos gusta abordar el problema de modo parcial", ha argumentado.

Ha recordado que, no obstante, su grupo votó a favor en la Mesa de la Cámara de que la ILP llegara al pleno, al contrario de lo que ha hecho el PP con las otras dos ILP que se han registrado en esta Asamblea (una de educación y otra para abolir los toros).

Para el portavoz del PP, David Pérez, es un "orgullo" que la primera ILP que se tramita en las historia del Parlamento madrileño "sea una iniciativa de marcado carácter social", ha dicho.