Barra libre al aborto químico y a los graves riesgos de la PDD: un millón de píldoras en 2010

Barra libre al aborto químico y a los graves riesgos de la PDD: un millón de píldoras en 2010

Las ventas se han incrementado un 24% desde su libre dispensación. La SEC se alía con quien hace negocio, Laboratorios Chiesi, para promocionarla entre los jóvenes sin renunciar a la falacia.

REDACCIÓN HO / ABC / LA GACETA.- Más de un millón de píldoras del día después. Como informa Erik Montalbán en el diario ABC, ésa es la cifra de de píldoras abortivas, con reconocidos efectos de riesgo para la salud de la mujer, distribuidas en España en 2010, frente a las 760.000 que aproximadamente se dispensaron en 2009. De esta manera, el uso de este fármaco abortivo se ha incrementado un 24%, coincidiendo con el comienzo de la libre dispensación de este método, sin necesidad de receta e incluyendo a menores.

Desde quienes representan a este próspero negocio alimentado por las nuevas leyes del gobierno Zapatero, el laboratorio farmacéutico Chiesi, fabricante de la píldora Norlevo, señalan que las ventas de esta pastilla en farmacias crecieron un 74% en 2010 respecto al año anterior.

Por el contrario, la dispensación gratuita en centros de salud, de planificación familiar o de Urgencias ha descendido un 60% en este periodo, según afirma María del Carmen Basolas, directora de Relaciones Internacionales de Chiesi España. Para Esther de la Viuda, presidenta de la SEC,  este descenso "no obedece a una pérdida de interés de las administraciones, sino a una pérdida de demanda de la población a través de estos canales de distribución". "Los ciudadanos prefieren la comodidad y la privacidad que ofrece la adquisición en farmacias", ha concluido.

Es lo defendido ayer en la presentación en la Universidad Complutense de Madrid de la campaña La píldora del día anterior, financiada por Chiesi, de la que informa también La Gaceta.  En dicha campaña el laboratorio se une a la Sociedad Española de Contracepción (SEC) y a la Fundación Española de Contracepción para, afirman, "mejorar la educación sexual de los jóvenes a fin de evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual".

Así, señalan sus promotores que el objetivo de esta iniciativa es proporcionar" información útil y relevante sobre sexualidad y métodos anticonceptivos a los jóvenes españoles", incidiendo en datos como que España está a la cabeza de Europa en la tasa de infecciones de transmisión sexual, que en nuestro país se produce un aborto (quirúrgico) cada tres minutos, o que el 39% de los jóvenes confiesa haber mantenido alguna vez relaciones sexuales sin protección.

Pero para ello niegan o cuanto menos silencian los efectos abortivos de la propia píldora y los graves riesgos que su consumo, sobre todo cuando se realiza sin control médico y de forma reiterada, entraña sobre la salud de la mujer; Tampoco se ha demostrado ninguna eficacia alguna de  la PDD en la prevención de enfermedades de transmisión sexual, más bien lo contrario: aumenta las relaciones de riesgo y sin protección, al fomentar la idea de que luego siempre se podrá recurrir a la PDD.

La campaña

El elemento central de esta campaña es un medicamento ficticio cuyo envase contiene una gragea de chocolate y un prospecto con 'información' sobre sexualidad, centrado sobre todo en los diferentes métodos anticonceptivos existentes en España. Según señala el prospecto, el objetivo es "estimular la sexualidad responsable", sobre todo en "aquellas personas con síntomas evidentes de desinformación" en esta materia y "en especial para aquellos jóvenes que experimentan sus primeras sensaciones sexuales".

La campaña arrancaba ayer mismo en el campus de la Universidad Complutense de Madrid, donde se distribuirán unas 5.000 cajas de este "pseudomedicamento", y posteriormente se iniciará una gira informativa por diferentes universidades españolas.

Aborto

El pasado año se produjeron, según cifras oficiales, 111.482 abortos quirúrgicos, de los que casi 14.000 fueron perpetrados en chicas menores de veinte años. Según la SEC, cerca del 98 por ciento de los embarazos en esta franja de edad son no deseados, y acaban en aborto más de la mitad de estos casos. Las tasas más altas de abortos se dan en mujeres solteras, con estudios de segundo grado y que residen en núcleos urbanos.

Para Esther de la Viuda, este tipo de campañas son necesarias ya que la edad de inicio de las relaciones sexuales está disminuyendo en España, hasta los 16-17 años de media. Además, afirma en base a las estadísticas que manejan que pese a que el 75% de los jóvenes asegura utilizar algún método anticonceptivo, hasta el 39% reconoce "no usarlo siempre", bien por tener una relación imprevista o por la ingesta de alcohol. Una cifra a su juicio "alta" ante el riesgo de embarazos no deseados o de transmisión de enfermedades que esto conlleva, pese a "a los jóvenes lo que más le importa" es lo primero (87% de los casos).

"Por ello es necesario que los jóvenes conozcan los diferentes métodos anticonceptivos que existen y eliminar algunas leyendas urbanas", afirma De la Viuda, quien también recuerda que en estos casos en que no se utiliza protección "también hay una segunda oportunidad" con la píldora postcoital del día siguiente.