Abrumador rechazo parlamentario a la agenda abortista de Rousseff

Abrumador rechazo parlamentario a la agenda abortista de Rousseff

267 diputados brasileños rechazan la despenalización del aborto frente a 37 que lo apoyan, en el sondeo del portal de noticias G1.

REDACCIÓN HO / LifeSiteNews.com.-   La mayoría de los representantes en la Cámara de Diputados de Brasil -la Cámara Baja de la nación-, muestra su rechazo a la despenalización del aborto, según un nuevo sondeo publicado por el portal de noticias brasileño G1. Al preguntárseles: “¿Es usted favorable a la despenalización del aborto?”, 267 diputados respondieron “no” y sólo 78 respondió “sí”. 37 dijeron que están a favor bajo determinadas condiciones, y 32 dijeron prefirieron no contestar. Así, de los legisladores que respondieron al sondeo, el 64% estaba en contra de la despenalización del aborto. 

El 19% de los legisladores no respondieron al sondeo, que constaba de trece preguntas sobre una variedad de temas. El porcentaje de la Cámara que rechaza en todos los casos y de forma expresa el aborto también resulta mayoritario, alcanzando el 52%.

La posición provida de la Cámara de Diputados está en marcado contraste con la posición oficial a favor del aborto del gobernante Partido de los Trabajadores de Dilma Rousseff, que apoya la despenalización e inclusive ha expulsado a  miembros que rehúsan adherirse a la posición del partido.

Durante las elecciones presidenciales del año pasado, como informó HO, la cuestión del aborto se convirtió en tema clave, hasta el punto de que la entonces candidata del Partido de los Trabajadores avalada por Lula, Dilma Ruosseff tuvo que aparcar su discurso proabortista ante el fuerte rechazo cívico, lo que le hizo caer rápidamente en las encuestas hasta el punto de jugarse la presidencia; de hecho, su victoria se vio confirmada en segunda vuelta sólo tras aparcar su agenda abortista, firmando un compromiso escrito de no introducir esa legislación, aunque no prometió no firmarla si esta legislación 'llegaba' a su escritorio.

Los diputados también rechazaron otras dos políticas queridas por la izquierda política: la penalización de los castigos corporales de los niños por los padres, y la despenalización de la marihuana. De los diputados que respondieron el sondeo, 207 estaban en contra de criminalizar los castigos corporales y 140 a favor, mientras que 298 estaban en contra de la legalización de la marihuana y sólo 63 estaban a favor.

La tendencia pro-familia de la Cámara de Diputados es un reflejo de la sociedad brasileña como un todo. Mientras que los brasileños tienden a favorecer a los partidos políticos socialistas, rechazan su agenda socialmente liberal por amplios márgenes.

En otra reciente encuesta, el 72% de los brasileños se opuso a la despenalización del aborto, y el 60% se opuso a las “uniones civiles” homosexuales.

En Brasil, el aborto es un crimen, con sanciones penales en todos los casos, excepto en caso de violación y cuando hay peligro para la vida de la madre.

Recursos informativos: