Los obispos europeos ven "incomprensible" la resistencia a defender a los cristianos perseguidos

Los obispos europeos ven "incomprensible" la resistencia a defender a los cristianos perseguidos

Después de que la negativa de cinco países, entre ellos España, impidiera aprobar un texto en tal sentido en el último consejo de ministros de Exteriores de la UE.

REDACCIÓN HO / ACI Prensa.- La Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE) lamentó que los 27 ministros de asuntos exteriores de la Unión Europea (UE) no rechazaron la persecución contra cristianos en el mundo, siendo España, representada por el Gobierno de Zapatero y en concreto por la ministra Trinidad Jiménez, uno de los cinco únicos países que asumió esta posición. Como las decisiones en el área de Exteriores ha de adoptarse por unanimidad, no fue posible aprobar el documento que sí apoyaban el resto de los 27.

En el encuentro de los cancilleres europeos debían haber aprobado un texto en el que se condenara los ataques contra todos los creyentes religiosos. A favor de incluir esta referencia estuvieron países como Italia y Francia. Además de España estuvieron en contra Irlanda, Portugal, Chipre y Luxemburgo.

Lo más surrealista es que estos países defendieron no incluir ninguna referencia a ninguna religión concreta, decían, para no alimentar un "choque de civilizaciones" o un enfrentamiento interreligioso.

En una nota de prensa dada a conocer el 1 de febrero, la COMECE señala que "esta decisión diplomática es tanto o más incomprensible que el hecho de que vidas inocentes sean eliminadas por ataques nefastos contra la comunidad cristianos y otras minorías alrededor del mundo".

Seguidamente señalan que la "opinión pública europea está ampliamente sensibilizada por la situación específica de cristianos en Medio Oriente, luego de los ataques contra iglesias en Irak y Egipto".

"Además, el Parlamento Europeo (el 20 de enero) y luego el Consejo de Europa (el 27 de enero) dejaron el camino libre para una condena específica a la persecución contra cristianos, adoptando cada uno resoluciones que rechazan específicamente la violencia contra los cristianos".

Tras reiterar la alarmante situación de los cristianos en Medio Oriente, la COMECE recuerda el compromiso de la UE de defender los derechos fundamentales de las personas.

"Por eso esperamos ahora que la Unión Europea tome medidas concretas para que estos principios se traduzcan en una acción política clara", concluye.