Las hermandades reafirman en Córdoba su compromiso con la vida

Las hermandades reafirman en Córdoba su compromiso con la vida

Los abortos en Córdoba han aumentado un 147 por ciento en una década.

ABC.- La respuesta de un experto genetista a la pregunta sobre "cuándo mi hijo es ser humano" fue rotunda: desde el momento de la fecundación ya sea dentro o fuera del útero materno. Esta fue la premisa que se mantuvo ayer presente durante la celebración de la mesa redonda Hermandades a favor de la vida en el Palacio Episcopal, organizada por la Hermandad de las Angustias.

El hermano mayor de la corporación nazarena decana, Antonio López de Letona, lanzó una llamada al resto de cofradías, a las que instó a seguir su ejemplo de incluir de forma explícita en sus estatutos la defensa de la vida desde su concepción hasta la muerte del individuo.

Hay que recordar que hace dos años la Asamblea de la Agrupación de Hermandades y Cofradía de Córdoba, que inició la campaña pro vida contra el aborto, propuso que los penitentes lucieran un lazo durante las procesiones, pero la iniciativa fracasó. Finalmente, se omitió la inclusión de estos elementos simbólicos contra el aborto en los pasos, ya que la estación de penitencia durante la Semana Santa "podría verse alterada por elementos externos que no entienden ni respetan la libertad de expresión".

Retomando no la iniciativa de los lazos pero sí la idea de que los cofrades como "parte viva de la iglesia", López de Letona dijo que "como movimiento cristiano debemos manifestarnos y hacer constar públicamente y manifestar la defensa de los valores como que el derecho a dar y a quitar la vida es de Dios".

De hecho, ahondó más en estas palabras antes de dar paso a un documental titulado El aborto hoy. La cultura de la vida, e insistió en que "la defensa de la vida como principio básico deberá estar recogido en los estatutos fundacionales de la Hermandad".

Por su parte, desde el punto de vista científico, el genetista José Luis Vega Pla disertó sobre el momento en que un hijo comienza a ser humano. Habló del ADN, y de la capacidad del zigoto (óvulo fecundado por el espermatozoide) de ser "pluripotencial, esto es con capacidad de convertirse en un ser humano desarrollado si se alimenta y se dan las condiciones del entorno óptimas".

Vega explicó que "desde la fecundación no existe un momento concreto en que se puede hablar de que el zigoto experimenta un cambio de no persona a persona sino que es una sucesión de hechos". La vida, por tanto, concluyó Vega, "comienza desde que se dan las condiciones para que una o varias células embrionarias adquieren condiciones para desarrollarse de forma independiente, esto es desde el momento de la fecundación".

Por su parte, la presidenta de Adevida Córdoba, Isabel Guerrero, veterinaria y especialista en fecundación, habló de la labor que realiza esta ONG en favor de la vida ayudando a madres y gestantes que sin esta ayuda hubieran decidido abortar. Y denunció que el aborto en Córdoba ha crecido de los 706 casos registrados hace 10 años a los 1744 de 2009, lo que se traduce en un 147 por ciento más.