Sarkozy denuncia "el plan perverso de depuración religiosa" contra los cristianos en Oriente Próximo

Sarkozy denuncia "el plan perverso de depuración religiosa" contra los cristianos en Oriente Próximo

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/35185-navidad-tambien-es-tiempo-martirio-cristiano">«Navidad también es tiempo de martirio cristiano»</a>« »
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/35196-iglesia-copta-en-diaspora-objetivo-prioritario-terrorismo-islamista">«La iglesia copta en la diáspora, objetivo prioritario del terrorismo islamista»</a>« »
«<a href="../../../../../../../../alerta/34807-libertad-religiosa-en-mundo">Movilízate por la libertad religiosa </a>»

REDACCIÓN HO.- Nicolás Sarkozy ha querido marcar la felicitación de Año Nuevo conuna manifestación de apoyo a las autoridades religiosas, tras la útima oleada de persecución contra los cristianos, como los atentados en Egipto en Nochevieja o las amenazas lanzadas contra los lugares de coptos en la diáspora, y concretamente contra sus lugares de culto en Francia.

El presidente galo ha condenado en términos muy claros y duros "el desencadenamiento de una violencia ciega, pero diavólicamente orquestada", afirmando que "no podemos tolerar  ni facilitar lo que aparece cada vez más como un plan perverso de depuración religiosa en Oriente Próximo".

 Así, ha recalcado que tanto en Irak como en Egipto "los cristianos están en sus casas desde hace 2 mil años, y no se puede aceptar que esta diversidad humana, cultural y religiosa desaparezca de esta parte del mundo".

"Las amenazas a las que se han enfrentado hace pocos días las iglesias coptas de Francia son inadmisibles", añadía el mandatario galo. "He pedido al Gobierno que se tome muy en serio el asunto", agregó, en alusión al dispositivo de seguridad desplegado con ocasión de la Naidad ortodoxa, que esta confesión -a la que pertenecen los coptos- celebra este viernes.

"La comunidad musulmana en Francia es la primera en horrorizarse ante estos crímenes que se llevan a cabo en nombre del islam", dijo el presidente en referencia a los recientes atentados contra minorías cristianas en Egipto e Irak, donde resultaron asesinadas, respectivamente, 21 y 46 personas.

"El islam no tiene nada que ver con estos asesinos, que matan a cristianos, judíos, chiíes y suníes. El terrorismo fundamentalista mata también a musulmanes", concluía el mandatario galo.

Recursos informativos: