La provocación laicista sigue imperando en Cataluña: ahora, un monumento gay ante la Sagrada Familia

La provocación laicista sigue imperando en Cataluña: ahora, un monumento gay ante la Sagrada Familia

El PP anuncia que actuará ante la provocación del equipo rector municipal, integrado por PSC e Iniciativa, que ha confirmado la ubicación del polémico monumento en Navidad y en plena crisis.  

REDACCIÓN HO.- No podían haber escogido una fecha más provocadora: el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por el PSC e Iniciativa y encabezado por Jordi Hereu, han confirmado que instalarán un Monumento a  gays, transexuales y lesbianas en los jardines situados ante la Basílica de la Sagrada Familia, recién consagrada por Benedicto XVI; ello, claro está, a cargo de todos los ciudadanos, incluyendo los creyentes y a los ciudadanos con un mínimo de sentido artístico a los que trata de provocar, y en plenos tiempos de grave crisis económica, demostrando su insensibilidad y nula capacidad gestora de los recursos de todos los ciudadanos.

La noticia ya ha sido respondida por diversos colectivos sociales y políticos, que lo consideran una pura provocación. En este sentido, el popular Jorge Fernández Díaz ha anunciado que el PP no se quedará con los  brazos cruzados ante este "nuevo despropósito y auténtica provocación".

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona añadía nada más confirmarse la iniciativa que "no es lógico ni necesario que Barcelona tenga un monumento a los gays", pese a que ha expresado su "pleno respeto a la orientación sexual de las personas".Fernández Díaz ha rechazado la ubicación y ha asegurado que presentará una propuesta en el distrito del Eixample para que se posicione en contra del la construcción del monumento. Frente a esta provocación, el dirigente del PP apuntaba que mejor sería que el equipo de gobierno municipal dirigiera en todo caso sus iniciativas a aquellos países en los que no se respeta a los homosexuales.

¿La LGTB gobierna el ayuntamiento?

Tras haberse discutido varias ubicaciones, fuentes municipales han confirmado que el monumento, previsto en el plan para el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB), se situará junto a la recién dedicada basílica. Según avanza este jueves el  vocero gubernamental Público, se ha elegido este espacio "por ser un lugar céntrico", como "exigía" el plan LGTB: , y que está en remodelación, de forma que "no representa un gasto explícito", con lo que encima tratan de engañar a la opinión pública. El monumento consistirá en un monolito en forma de triángulo con una inscripción "en recuerdo de las personas represaliadas" por su orientación sexual". No teníamos suficiente con la ideológica ley de la memoria histórica. Ahora va a a ser que los barceloneses no sólo estarán a a expensas de "exigencias" nacidas de grupos minoritarios, sino que la plataforma gay LGTB ganó las pasadas elecciones municipales y los ciudadanos sin enterarse...