González-Sinde calla ante las exigencias de que dimita

González-Sinde calla ante las exigencias de que dimita

Tras el fracaso en el Congreso de su encubierta intentona para colar la censura en la red.

REDACCIÓN HO  / EUROPA PRESS.- La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, ha preferido guardar silencio ante las peticiones de dimisión que ha recibido después de que Eel Congreso haya tumbado la disposición final de la ley de Economía Sostenible, apartado conocido como 'Ley Side' o 'Ley de a patada en el router', que pretendía imponer la censura en Internet permitiendo el cierre de páginas web bao la excusa de proteger la propiedad intelectual, fin que no puede llevar a pisotear otros derechos cívicos, como la libertad de expresión, como han destcado los usuarios.

En los pasillos del Congreso, González Sinde calló cuando se le preguntó por esas peticiones de dimisión, limitándose a recalcar que "el Gobierno está plenamente convencido y comprometido con la propiedad intelectual, que es fundamental para el desarrollo económico de nuestra industria cultural".

Preguntada si el PSOE tratará de repescar esa disposición en el Senado, donde el Grupo Socialista ya no es el mayoritario, la ministra sólo contestó: "Veremos".

En cualquier caso, insistió en que el Gobierno va a seguir trabajando por la vía de "hacer los derechos de los usuarios y de los propietarios de los contenidos". "Seguiremos trabajando en la defensa de la Propiedad Intelectual y en las posibilidades de desarrollo de las industrias culturales, que son muchas", concluyó.  

El PP defiende que debería haber dimitido

El vicecoordinador de Comunicación del PP, Esteban González Pons, sostiene que González Sinde debería haber dimitido ya, pero no por el hecho de que este martes fuera derrotada en el Congreso su propuesta para crear una comisión con capacidad para proponer el cierre de páginas web, sino por no haber logrado antes de esa votación un consenso entre los grupos para regular de forma equilibrada los derechos de propiedad.

"Soy de los que piensan que debería haber dimitido antes del fracaso de ayer (por el martes), que llueve sobre mojado -declaró en los pasillos del Congreso-. Lo grave no es que se rechazara (la 'Ley Sinde'), sino que antes del fracaso fuera incapaz de haber unido la voluntad de todos los grupos para que hubiera una ley que protegiera al mismo tiempo la propiedad intelectual y los derechos fundamentales de los internautas".

Para el dirigente del PP, "el fracaso de ayer es la constatación del fracaso anterior", y es que, a su juicio, González Sinde es una ministra "que no está sirviendo para nada". 

González Pons reconoció que el PP también fue llamado a consultas por el PSOE para tratar de que no cayera la denominada 'Ley Sinde', pero a última hora, "cuando ya habían fracasado los intentos con todos los demás". "Cuando ya sólo quedaba el PP en escena y faltaban cinco minutos para la votación, vinieron a negociar con nosotros, pero para eso tenían que haber empezado desde el principio -se quejó-. No somos el último recurso sino el primer partido de la oposición".

Recursos informativos: