Los protegidos de Sinde amenazan con ir contra el usuario si no se aprueba la ley

Los protegidos de Sinde amenazan con ir contra el usuario si no se aprueba la ley

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos afirma que si el texto del Gobierno no se aprueba hoy o se altera su sustancia, propondrá ante la UE que los usuarios sean objetivos de la acción legal, además de las webs.

REDACCIÓN HO / EUROPA PRESS.- El presidente de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, Aldo Olcese Santonja, amenazaba ayer lunes en una rueda de prensa que si no se aprueba hoy la 'Ley Sinde? o si se mofica sustancialmente el texto presentado por el Ejecutivo, la coalición "cambiará de tercio" y aprobará la defensa de cualquiera de los procedimientos establecidos en otros países, "más agresivos", y se defenderá que se actúe también contra los usuarios.

Por ello, ha hecho un llamamiento al "buen juicio" y "sentido común" de los parlamentarios españoles, para que este proyecto "de mínimos" sea el que se apruebe finalmente y regule estas actividades en el país.

Asimismo, ha añadido que otra de sus aspiraciones es que en el desarrollo reglamentario queden incluidas en las denominaciones todas aquellas modalidades complementarias de las páginas web, como ciertas páginas de enlace o servidores dedicados, que sufren algunas "mutaciones" para evadir el control que se pudiese derivar de la aprobación de la ley.

La legislación que se propone mañana tiene un "doble propósito", según ha señalado el presidente de la coalición. Por un lado, el de desalojar páginas web que desde las redes españoles realicen estas actividades, e impedir el tráfico desde las redes españolas a páginas web albergadas en redes de otros países, pero que no podrán ser accesibles desde la red española.

Olcense Santonja ha reiterado su apoyo "pleno y total" al texto de la LES, aunque lo considera "insuficiente" por no incluir los derechos de autor en redes P2P, que afectan de manera "dramática" al sector musical.

 Asimismo, ha lamentado la "pérdida masiva de empleo" y la "descapitalización galopante" en el sector de la cultura debido al "fraude de la piratería", lo que conlleva un "abandono" de actividad "creciente" tanto en el sector de la música, como en el del cine, de los videojuegos y, ahora también, del libro.

Obviando la falta de un reglamento que especifique en qué casos se podrá proceder al cierre de webs y por ello desentendiéndose de la inseguridad jurídica que causa entre los usuarios,  Olcense Santonja señalaba que el tema "nada tiene que ver con la defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la información, las comunicaciones o la libertad de expresión".