La agenda gay en Brasil, dotada con presupuesto público de 178 millones de dólares

La agenda gay en Brasil, dotada con presupuesto público de 178 millones de dólares

El Senado acaba de aprobar la multimillonaria partida para estas políticas, que incluyen sanciones a quienes discrepen del estilo de vida homosexual y el adoctrinamiento ideológico en las escuelas.

REDACCIÓN HO / LifeSiteNews.com.- El Senado brasileño aprobó recientemente un presupuesto masivo de 178 millones de dólares para combatir la “homofobia”, un término que incluye a las críticas del estilo de vida homosexual. Los multimillonarios fondos se integrarán  en el programa de atención homosexual del gobierno 'Brasil sin homofobia' , que canaliza parte del dinero directamente a manos de organizaciones gays.

Los fondos son utilizados también para pagar iniciativas legislativas que crean derechos especiales en Brasil para los homosexuales. Una de esas iniciativas, la “Ley de Homofobia”, conocida también como PLC 122/06, haría que en Brasil se convierta en ilegal la crítica a la conducta homosexual.

Lula da Silva está presionando para que apruebe la ley en los últimos días de su administración, "una 'hazaña' que no ha podido cumplir después de ocho años en el cargo, a pesar de su masiva popularidad", señaló Julio Severo, un activista brasileño pro-familia. Su sucesor, la presidente electa Dilma Rousseff, prometió en campaña no promover tales iniciativas legislativas,  cuando su victoria electoral parecía amenazada a causa del apoyo histórico de su partido a medidas antifamilia y contra la vida, como la promoción y despenalización del aborto.

Ideología en las escuelas

El programa Brasil sin Homofobia también será utilizado para promover la agenda política homosexual a nivel internacional y en las escuelas de la nación. Este año, el programa del país Escuelas sin Homofobia está llevando a cabo una campaña en las escuelas para presentar como normal el travestismo.

Sin embargo, la apasionada defensa de la homosexualidad por parte de Lula no parece que vaya a tener éxito en el actual clima político y cultural de Brasil. Las recientes elecciones indicaron que los ciudadanos son contrarios  a tales iniciativas, lo cual se ve reforzado por recientes resultados de encuestasque muestran a una gran mayoría de brasileños contrarios a las uniones civiles de homosexuales.