Ted Turner aboga por extender la política china del 'hijo único'

Ted Turner aboga por extender la política china del 'hijo único'

La cita de la ONU sobre el cambio climático en Cancún, plataforma para impulsar coercitivas políticas contra la natalidad, la vida y la familia.

REDACCIÓN HO / LifeSiteNews.com.- El multimillonario dueño de medios de comunicación Ted Turner, ha apelado a los líderes mundiales para que instituyan la 'política internacional de un solo hijo', similar a la liberticida política impuesta por la dictadura comunista en China, cuyas medidas coercitivas son todo un compendio de ataques al derecho a la vida, a la familia y a la libertad en una despreciable ingerencia del Estado, desde su concepción paternalista, frente al ejercicio de los derechos humanos.

No hay que olvidar que el enfoque coercitivo de China para implementar su política incluye el aborto forzado, el encarcelamiento y las multas muchas veces mayores al ingreso anual de una familia. Esta política cosechado fuertes críticas por parte de organizaciones de derechos humanos, incluso por parte de la proabortista Amnistía Internacional.

A pesar de ello, Turner, quien es célebre por la utilización de su enorme riqueza para promover el aborto y el control poblacional, ya sorprendió el año pasado cuando afirmó que China no utiliza “medidas draconianas” en la aplicación coercitiva de la política. Cuando el entrevistador señaló que en la aplicación de su política China ha “hecho más que alentar en varias ocasiones”, el magnate de los medios reconoció que “no estaba íntimamente familiarizado con todo”. Pero el no se retractó de los comentarios.

El fundador de CNN ha dicho ahora que, bajo este esquema de la imposición del hijo único, "los pobres del mundo podrían vender sus derechos de fertilidad y, en consecuencia, beneficiarse al evitar la procreación", informa el diario Globe and Mail. Insistía  el multimillonario en que son necesarias "soluciones radicales", aludiendo al 'cambio climático' y a la crisis ambiental que enfrenta el planeta. “Si vamos a estar aquí [como especie] en 5000 años a partir de ahora, no vamos a hacerlo con siete mil millones de personas”, afirmaba.

Turner fue uno de los oradores de este fin de semana pasado en la Cumbre Mundial sobre el Clima en Cancún, una conferencia para líderes empresariales realizada durante la Conferencia sobre el Climático de la ONU, celebrada en la misma ciudad para “acelerar soluciones para el cambio climático”.

Los atentados que encierran las teorías sobre el cambio climático

El empresario de la comunicación formuló sus comentarios durante un almuerzo el domingo, donde el economista Brian O’Neill, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de Estados Unidos, presentó su nuevo estudio sobre el impacto de las tendencias demográficas en el efecto invernadero de las emisiones de gas.

O’Neill sostuvo que promover el acceso a la “planificación familiar” podría ser una importante contribución para los que buscan reducir las emisiones de efecto invernadero. Sin embargo, O’Neill abogó por enfoques voluntarios.

Despreciable

Steven Mosher, presidente del Population Research Institute, denunció ante estas afirmaciones que, en vez del sello coercitivo chino para el control de la población, Turner “quiere promover un mundo menos poblado sobornando a las mujeres para que renuncien a su fertilidad”.

“Es… algo despreciable ofrecer alimentación, dinero o ropa a una mujer pobre y hambrienta, a cambio de la renuncia a su fertilidad”, señala Mosher, quien ha estudiado la política de China de un solo hijo durante más de tres décadas.

Mosher incide asimismo en que la política poblacional que promueve Turner llevará inevitablemente al recorte de libertades y a la coacción, recordando que los programas de control de la población son todos voluntarios “hasta que alguien se niega a someterse al cuchillo, momento en el cual se abandona la pretensión de ‘voluntarismo’, se comienza a formular amenazas y luego siguen las esterilizaciones forzadas”.