Marruecos arremete contra el PP por "mentir" sobre los sucesos del Aaiún

Marruecos arremete contra el PP por "mentir" sobre los sucesos del Aaiún

Mientras, en España nueve partidos críticos con la respuesta del Gobierno a la violencia marroquí intentan que Zapatero comparezca en el Congreso.

REDACCIÓN HO.- En su intervención hoy ante el Parlamento Europeo durante el debate celebrado sobre los hechos, el primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, ha arremetido contra el Partido Popular al que ha acusado de "mentir" al denunciar el violento desmantelamiento del campamento de protesta saharaui el pasado 8 de noviembre y la posterior actuación del régimen de Mohamed VI en el Aaiún.

El también secretario general del partido Istiqlal--miembro al igual que el PP de la Internacional Demócrata de Centro- presidió anoche una reunión con los líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria en la que también estuvieron los ministros de Exteriores y del Interior, Taieb Fassi Fihri y Taieb Cherqaoui, de la que salió una declaración acusando al PP de actuar "con fines electoralistas incontestables".

En declaraciones al término de la reunión, recogidas por la agencia oficial MAP, El Fassi calificó la actuación de los populares de "hostil a la integridad territorial de Marruecos". Según el primer ministro, el PP "ha recurrido a la mentira y presentado, en el Parlamento Europeo, datos falaces y documentos falsos" sobre dichos acontecimientos.

También coincidió con El Fassi el secretario general del Partido Autenticidad y Modernidad -PAM, fundado por un amigo del rey Mohamed VI-, Mohamed Cheij Biadilá, en denunciar "las actuaciones feroces y abyectas llevadas a cabo por el PP español contra los intereses supremos del Reino".  "Hemos apelado a la consciencia europea para que tenga en cuenta que estos actos sólo sirven a los intereses de Argelia y del Polisario", subrayó Biadilá, en declaraciones recogidas por la MAP.

Por su parte, el vicesecretario general de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP, miembro igual que el PSOE de la Internacional Socialista), Fathalá Oualalou, consideró que "el PP ha mostrado su animosidad hacia Marruecos y su pueblo sin consideración por los intereses de las relaciones marroco-españolas". Asimismo, destacó que la reunión ha permitido a todos los partidos unificar posiciones "ante los enemigos de la integridad nacional".

El secretario general del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), Abdelilá Benkirane, denunció que la "escalada" llevada a cabo por el PP está afectando a las relaciones entre los dos países.

 Al término de la reunión, los líderes de los partidos suscribieron una declaración en la que denuncian "con el mayor vigor" la persistencia de la utilización por algunos partidos españoles de "métodos falaces y enfoques inmorales" en lo que se refiere a los sucesos de El Aaiún. En este sentido, han condenado en concreto la actuación del PP que, según ellos, no ha dejado de utilizar en los últimos días los hechos de El Aaiún "con fines electoralistas incontestables" tanto a nivel español como en el Parlamento Europeo.

Así las cosas, amenazan con que,  de persistir "esta actitud hostil a los intereses" de Marruecos, el PP estará comprometiendo las relaciones entre los dos países. "El PP debe asumir sus plenas responsabilidades en esta deriva marcada por el ensañamiento contra el pueblo marroquí y las fuerzas vivas nacionales siempre deseosas de establecer relaciones de buena vecindad, confianza y codesarrollo con España", añade el texto, difundido por la MAP.

Por último, consideran que los populares están "en las antípodas de la posición equilibrada, responsable y constructiva del Gobierno español" y les advierten que "recurriendo a la calumnia, la culpabilización y la presión sobre el Gobierno español, están sirviendo en último término a ls tesis y los intereses de Argelia".

El Zapatero del "talante y el conseso" se hace de rogar en el Congreso

Nueve partidos con representación en el Congreso se han puesto en marcha para tratar de que el presidente del Gobierno comparezca ante el Pleno del Congreso para informar antes de fin de año de la posición del Ejecutivo en relación con el contencioso del Sáhara Occidental tras los incidentes de El Aaiún, se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias.

La Junta de Portavoces del Congreso ya trató el martes esta cuestión pero a la cita faltaron varios grupos parlamentarios y el PSOE pudo rechazar la comparecencia de Zapatero con el voto del representante del PNV en la Mesa del Congreso, José Ramón Beloki, que no había hablado con su grupo y dio por hecho que debía apoyar a los socialistas.

El PNV anunció después que iba a pedir la comparecencia del presidente sobre el Sáhara aprovechando el debate el próximo martes de una moción de IU-ICV sobre los incidentes del El Aaiún. Sin embargo, la coalición de izquierdas no podría incorporar esa petición de los nacionalistas a su texto por lo que se ha optado por repetir la petición de comparecencia.

Nueva solicitud

Así, el grupo que comparten ERC e IU-ICV ha preparado una solicitud de comparecencia de Zapatero "para explicar la posición del Gobierno ante el deterioro de la situación en el Sáhara Occidental tras el desmantelamiento violento del campamento de Gdaim Izyk, la represión de las protestas civiles en El Aaiún y la prohibición de entrada de parlamentarios y periodistas extranjeros en la ciudad tras la toma de posición del Parlamento Europeo".

El escrito se ha ofrecido al Grupo Mixto, que ha dado su apoyo pues sus cinco partidos (BNG, CC, UPyD, Nafarroa Bai y UPN) ya promovieron la anterior petición de comparecencia. También se ha trasladado al PNV, habida cuenta de la enmienda que había anunciado a la moción del martes, y el grupo nacionalista ha confirmado su firma.

Una vez registrada, la petición de comparecencia será calificada por la Mesa del Congreso en su próxima reunión y se elevará la semana siguiente a la Junta de Portavoces, presumiblemente en la semana del puente de la Constitución, para decidir si prospera y, en su caso, poner fecha. Allí ya se da por hecho que el PP volverá a respaldar la comparecencia de Zapatero, como hizo este martes, por lo que el PSOE sólo podría recabar el apoyo de CiU para evitarlo. Los nacionalistas catalanes no estuvieron en la última reunión de la Junta de Portavoces por estar en plena campaña electoral.