El Congreso Católicos y Vida Pública reclama libertad y nueva evangelización

El Congreso Católicos y Vida Pública reclama libertad y nueva evangelización

“La auténtica positiva laicidad no constituye obstáculo a la pública afirmación de Dios”.

REDACCIÓN HO/EUROPA PRESS.- Con una reivindicación de la libertad ha concluido este domingo en Madrid el XII Congreso Católicos y Vida Pública.

En su sesión de clausura, el Congreso ha reclamado por una parte el derecho de los padres a decidir el tipo de educación de sus hijos y por otra, ha condenado la persecución que sufren "innumerables personas por causa de su fe religiosa.

El Congreso Católicos y Vida Pública, cuyo lema ha sido Firmes en la fe y en la misión, ha instado asimismo a emprender “la nueva evangelización" de las sociedades occidentales "fuertemente secularizadas":

"Este Congreso condena de modo absoluto y pide que cese la persecución que en todo el mundo sufren innumerables personas por causa de su fe religiosa".

El Congreso ha exigido la "libertad inmediata" de Asia Bibi, la mujer cristiana condenada a muerta en Pakistán por haber defendido públicamente su fe:

"Firmes en la misión, confirmados en la fe, entreguémonos sin reservas a transmitirla con valentía, siendo cristianos como ciudadanos y ciudadanos como cristianos".

El manifiesto final del Congreso reconoce la laicidad del Estado "entendida como la autonomía natural que a éste corresponde en su ámbito, civil y político, frente a las esfera religiosa y eclesial", y defiende que la "auténtica positiva laicidad" no constituye "obstáculo a la pública afirmación de Dios":

“Supone exigencia, condición y garantía del efectivo y pleno ejercicio de la libertad religiosa por parte de todos en condiciones básicas de igualdad. La recta laicidad ha de facilitar, en la presente situación de emergencia educativa y cultural, el desarrollo de una actividad educacional, al mismo tiempo evangelizadora y civilizatoria, que nos lleve a recuperar y legar a las nuevas generaciones el sentido de lo sagrado".