Pakistán sentencia a Asia Bibi, madre cristiana de 45 años, a morir en la horca por 'blasfemar'

Pakistán sentencia a Asia Bibi, madre cristiana de 45 años, a morir en la horca por 'blasfemar'

Su 'delito', denunciar su agresión tras coger agua de una fuente que "contaminó" por ser cristiana: En la protesta internacional se sigue sin escuchar la voz del Gobierno de Zapatero, pese a su Alianza de Civilizaciones.

REDACCIÓN HO.-  Tras el caso Ashtiani que ha movilizado a la opinión pública internacional y a numerosos gobiernos frente a la lapidación de esta mujer en Irán,  el fanatismo islamico vuelve a cebarse contra el derecho a la vida y a la libertad religiosa. En  Asia Bibi, una madre cristiana de 45 años, ha sido condenada en Pakistán -país donde los miembros de la minoría cristiana son tratados como bestias-  a morir en la horca por "blasfemar".  Ella, además, niega el cargo y asegura que, como el resto de los cristianos en el país y en medio de la ínhibición política, es perseguida simplente por su fe. Su única posibilidad es el recurso a la sentencia del tribunal local. Sus hijos aún no conocen la pena impuesta a su madre.

Grupos cristianos y de defensa de los derechos humanos han repudiado la condena contra Asia Bibi y han reclamado que se retire la pena por blasfemia. A Asia, condenada a la horca, le queda recurrir la sentencia del tribunal local de la ciudad de Sheikhupura, cerca de Lahore.

El marido de Asia ha sido incapaz de decirles a sus hijos la pena a muerte que le han impuesto a su madre. "Mis hijos me preguntan por su madre, pero yo no he tenido el coraje de decirle que ella está castigada a morir por un delito que nunca a cometido", ha afirmado Ashiq Masih, en declaraciones recogidas en el diario The Telegraph.

Asia estaba trabajando cuando tuvo que ir a por agua. Las demás mujeres -todas musulmanas- se negaron a beberla porque era impura, ya que la había recogido una mujer cristiana. Unos días después, la condenada se atrevió a decir que había sido atacada por las musulmanas. A la llegada de la policía, Asia fue detenida y llevada comisaría.

La comunidad musulmana, incluidos los clérigos, han presionaron mucho para que Asia fuera condenada por blasfemar contra el profeta Mahoma. Así que la policía le impuso el cargo de blasfemia.

"Ella es inocente, nunca blasfemó". Los defensores de los derechos humanos denuncian que muchas veces las leyes son usadas para discriminar a las minorías religiosas, en un país donde hay tres millones de cristianos.

Aunque nadie ha sido ejecutado en Pakistán por blasfemar -la mayoría son absueltos en apelación- se conoce que una decena de personas han sido asesinadas mientras se celebrara el juicio.

Envía tu mensaje de protesta:

EMBASSY OF PAKISTAN
 Ambassador of Pakistan to Spain ( Señora o Srta)
 H.E Humaira Hasan
Chancery Address: Avda. PIO XII, 11 28016 Madrid
Phone: 91 345 8995 & 91 345 8986
Fax: 91 345 8158
email: cancilleria@embajada-Pakistan.org

Noticias relacionadas: