Portugal: “Sexo... ¿qué pasa?”, una exposición para el adoctrinamiento

Portugal: “Sexo... ¿qué pasa?”, una exposición para el adoctrinamiento

La Plataforma Luso-Española para la Libertad de Educación y la Plataforma Resistência Nacional sospechan que puede trasladarse a España.

LISBOA, Javier Calderón para Noticias HO.- En el Pavilhão do Conhecimento - Ciência Viva (Pabellón del Conocimiento - Ciencia Viva), situado en el Parque das Nações (antigua Expo de Lisboa), acaba de abrir sus puertas una exposición interactiva que ocupa 700 metros cuadrados con el título Sexo... ¿qué pasa? (en portugués, sexo... e então?).

Según sus promotores, el objetivo de esta exposición, que se prolongará hasta el 28 de agosto de 2011, es dar a conocer al público infantil y juvenil (de los 9 a los 14 años) lo que son el sexo y el amor, de una manera clara, atractiva y segura. Para ello, se ufanan de un supuesto rigor científico que estaría garantizado por la supervisión  de un grupo de expertos en educación en la infancia y la adolescencia.

Buena parte de la exposición se destina a una rigurosa descripción de los aparatos reproductores masculino y femenino. En ella se incluye un vídeo espectacular del canal Odisea que explica con impactantes imágenes la concepción de un óvulo por los espermatozoides. Pero va mucho más allá.

Bajo la capa de muñequitos y dibujos simpáticos y divertidos que parecen no hacer mal a nadie, nos encontramos el más burdo adoctrinamiento, a través deun mensaje frívolo y superficial que apela al permisivismo sexual y en donde palabras como responsabilidad y compromiso brillan por su ausencia. Se presenta la  homosexualidad como algo atractivo y se incita a los niños a la masturbación. Esto último, en un recinto que en el que se exhibe un cartel que dice “prohibida la entrada a adultos”.

Por otra parte, el rigor científico parece diluirse en las informaciones sobre el uso de la píldora como método anticonceptivo, algo para lo que se recurre a una viñeta donde un simpático muñeco ofrece “smarties” de colores. Sin embargo, ninguna referencia se hace al efecto abortivo de la píldora. El mismo “rigor” se muestra cuando se inculca a los menores la idea de que “sólo el preservativo protege de infecciones o dolencias como el sida”.

sexoquepasa.JPGQuien desee llevar a sus hijos o a sus alumnos a esta exposición podrá también disfrutar de una cama en la que los niños podrán tumbarse el tiempo que lo deseen, para ver algunas de las escenas más románticas del cine internacional (hombre y mujer, mujer y mujer, hombre y hombre), entre ellas varias de películas como Kamasutra oBrokeback Mountain. Podrá también asistir a un divertido juego de preguntas en el que una chica con aspecto de payaso explica a los niños cómo se hace sexo y les invita a imaginar posturas para hacerlo. Un “divertido” aparato que infla preservativos, algunos diseños frívolos donde Barby y Ken hacen el amor, una muestra visual y mímica de los diversos tipos de besos con el sonido que emiten (incluido el morreo, en portugués “lenguado”), una explicación detallada de cómo se pone un preservativo y en qué consiste un  orgasmo y algunos otros detalles impudorosos y de mal gusto que invaden la intimidad del niño son algunas otras de las sorpresas con que padres y educadores se encontrarán.

La Plataforma Luso-Española para la Libertad de Educación y la Plataforma Resistência Nacionalconsideran necesario “informar a todas las escuelas y al mayor número de personas de queesta exposición constituye  un medio más de adoctrinamiento a los niños en la ideología de género y en el permisivismo sexual, omitiéndose información relevante como el efecto abortivo de la píldora y dándose una información ilusoria e incierta del uso del preservativo como modo de parar el sida”.

Ambas entidades sospechan que esta exposición podría desplazarse a España y creen que, “teniendo en cuenta que este Pabellón tiene una media de 800 visitantes al día, lo que lo convierte en uno de los más visitados por escuelas de todo Portugal, era de prever que algunos interesados quisieran usarlo como taller para atraer a las escuelas e inculcar a los alumnos su particular visión de la sexualidad”.

sexoquepasa2.JPG“Este tipo de eventos –aseguran– debería constituir un desafío para los padres: son ellos los que deben educar a sus hijos en estas materias. Aquellos aspectos y conocimientos  que tocan en la intimidad, en la conciencia y en el modo de vivir la sexualidad deben ser transmitidos en un diálogo interpersonal y no en masa o en exposiciones que no respetan la individualidad y la fase de crecimiento psíquico y emocional de cada niño, que es siempre único”.

“Somos personas sexuadas, hombres o mujeres, y ‘jugar’ con la sexualidad es ‘jugar’ con nuestra intimidad. Debemos plantearnos la vida sexual no como algo exclusivamente lúdico, como a veces proponen algunos, sino como un aspecto de nuestra vida en el que ponemos en juego todo lo que somos: salud, afectos, valores, felicidad, futuro”, añaden.

Como medida práctica, aconsejan a los padres que soliciten a los centros escolares que les faciliteninformación detallada de las actividades o talleres que han programado para sus hijos y que no permitan la asistencia de sus hijos sin su previa autorización expresa. Un modelo de carta de este tipo está disponible en el site de la Plataforma Resistência Nacional http://www.plataforma-rn.org.

Así mismo, disponen de modelos de carta en portugués y en castellano, para comunicar que no quieren que se juegue con la intimidad ni con la vida sexual de los menores a su cargo, desde este enlace de la web del Pabellón:

http://www.pavconhecimento.pt/home/enviaremail.asp?id_endereco=11

 

Vídeo con algunas imágenes de la exposición: