La crisis de gobierno negada, confirmada por la amplia remodelación de gabinete

La crisis de gobierno negada, confirmada por la amplia remodelación de gabinete

La filtración muestra que Zapatero trata de lavar imagen ante las nefastas encuestas: salen De la Vega, Aído, Moratinos, Espinosa y Corredor;  Rubalcaba será el nuevo hombre fuerte, junto a Blanco. 

REDACCIÓN HO.-  Zapatero negaba a hasta ayer crisis alguna en su gabinete y ahora remodela medio gobierno. Como siempre, en eso no defrauda en sus modos, una cosa es lo que dice el presidente y otra lo que hace. La amplia remodelación incluye a Alfredo Pérez Rubalcaba como vicepresidente primero aparte de seguir como ministro del Interior, según la filtración periodística, lo que le hace nuevo hombre fuerte del gabinete junto a José Blanco. Zapatero, que el pasado jueves despachó con el Rey, no ha confirmado aún nada sobre los cambios, ni siquiera a su entrada hoy en el Congreso, cuando todo eran risitas y felicitaciones en los pasillos del hemiciclo a los nuevos "afortunados", restando protagonismo al debate presupuestario.

Fuentes del Ejecutivo han señalado a la COPE que el presidente llevaba varias semanas valorando y escuchando a los suyos, y les había pedido máxima discreción, pero al final ha sido una filtración lo que ha desvelado los cambios. Estas mismas fuentes reconocen que es un cambio profundo en la distribución de tareas, tanto en el Ejecutivo como en el partido socialista, con personas "sólidas de mucha credibilidad". Lo que está claro es que tras las nefastas encuestas sobre intención de voto, de las que no le salvan ni los medios más afines. Zapatero ha tratado de lavar imagen a su gabinete colocando a personas de mejor valoración.

La portavocía del Gobierno está pendiente de confirmarse tras la conocida salida del Gobierno de uno de los hasta ahora pesos pesados, María Teresa Fernández de la Vega. Las noticias apuntan que el portavoz se debate entre Rubalcaba y el socialista vasco Ramón Jáuregui, que entra en el nuevo Ejecutivo como ministro de Presidencia.

La patata caliente del Ministerio de Trabajo rebautizado como "del paro" con Celestino Corbacho será para un  desconocido, Valeriano Gómez. La  consejera andaluza de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, será la nueva ministra de Medio Ambiente y Leire Pajín, ministra de Sanidad, sustituyendo a Trinidad Jiménez, que pasa a a ser titular de Exteriores. Salen pues De la Vega, Moratinos y Espinosa, los dos primeros baluartes de los Gobiernos de Zapatero.

Desparecen los Ministerios de Igualdad y el de Vivienda, con lo que salen también Bibiana Aído y Corredor: las tareas deVivienda las asumirá Fomento y las de Igualdad se integrarán en Sanidad.

Los cambios se acompañan del nombramiento del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, como nuevo Secretario de Organización del PSOE, para tratar de poner orden y revitalizar, junto a José Blanco, el partido.

Rosa Aguilar, la nueva ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) y ex alcaldesa de Córdoba por IU, incorporada al gobierno andaluz por Griñán al sustituir a Manuel Chaves en abril de 2009, dejó precisamente la alcaldía  y las filas de Izquierda Unida para acceder al gobierno andaluz y mantenerse hasta el momento como independiente. Su salida del gabinete de Griñán provocará el cuarto cambio de gobierno en Andalucía en la actual de legislatura. La nueva consejera de Obras Públicas y Vivienda será Josefina Cruz Villalón, que cuenta con amplia experiencia en este mismo departamento, donde ya ocupó los puestos de secretaria general de Ordenación del Territorio y Urbanismo y directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la por entonces Consejería de Obras Públicas y Transportes dirigida por Concepción Gutiérrez.