La ONU quiere imponer tesis ideológicas por encima de los criterios de salud

La ONU quiere imponer tesis ideológicas por encima de los criterios de salud

Con motivo de la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas (Asamblea General nº 60), la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanzó un nuevo programa ?Salud para madres, recién nacidos y niños, acción inmediata para salvar la vida de mujeres y niños?, en vistas al cumplimiento con las 4ª y 5ª Metas u Objetivos del Milenio para el Desarrollo. Sin embargo, para no caer ingenuamente en trampas debemos aclarar el lenguaje. Traemos por ello a nuestras páginas este artículo publicado por Juan C. Sanahuja en Noticias Globales.

NOTICIAS GLOBALES .- Como nos tiene acostumbrados la OMS entre los socios del nuevo programa se encuentran algunas de las organizaciones más representativas de la ?cultura de la muerte?.

La ONU, promotora del aborto

¿Pueden asociarse a un programa que con sinceridad propone salvar la vida de mujeres y niños las ONG?s de la muerte? Citemos algunos ejemplos: la IPPF -la internacional del aborto y la perversión de menores-; Save the Children; Family Care International -que forma parte de la coalición internacional por el derecho al aborto; la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia-FIGO; las coaliciones para desarrollar el programa Maternidad Segura; y la Fundación Bill and Melinda Gates. Y a éstas se le suma el Fondo para la Población de la ONU, que acaba de proclamar recientemente que el aborto sería una de las medidas a tener en cuenta para frenar la pandemia del SIDA; y la UNICEF, para la que no entregar anticonceptivos a menores de edad es ?discriminar a los niños?; y el Banco Mundial, etc.

Con razón Jerome Lejeune afirmó que la Organización Mundial de la Salud, había pasado de ser una organización para la salud a una organización para la muerte.

Salud o ideología abortista

Sería de ingenuos hablar de perplejidad cuando una y otra vez se pervierte el lenguaje y cualquier excusa es buena, -también la ayuda ante los desastres naturales o a quienes se ven forzados por otros motivos de abandonar su hogar-, para que las dependencias de la ONU y las ONG?s del sistema distribuyan como primer e indispensable auxilio anticonceptivos de emergencia, aspiradores manuales para abortos por succión, etc.

Los campos de refugiados, por ejemplo en Africa Central y Kosovo, fueron provistos antes que de medicamentos de primera necesidad de todo tipo de tecnología abortiva, lo mismo pasó cuando el huracán Mitch asoló América Central.

Los abortistas tratan de aprovecharse de las víctimas del huracán Katrina

Por eso no es de extrañar que Planned Parenthood (filial norteamericana de la IPPF), haya acudido en ayuda de las víctimas del huracán Katrina, que asoló Nueva Orleáns, con toda la gama de productos de anticoncepción de emergencia, píldoras del día después, inyecciones de Depoprovera, hasta aspiradores ?para regularizar la menstruación?, es decir máquinas para aborto por succión. (Planned Parenthood, que recibe 100 millones de dólares anuales del gobierno federal de los Estados Unidos, en el 2002, tuvo ganancias por 766 millones de dólares, de los cuales 288 millones fueron por ?operaciones clínicas? es decir abortos quirúrgicos, vid. Life Site, 01-09-05).

Prohibir la abstinencia

Como es sabido Uganda es el único país de Africa en que el SIDA retrocedió y eso se debió a cambios en la conducta sexual de sus habitantes. Pero, Uganda cometió el ?gran error? de promover políticas de abstinencia y fidelidad.

La tasa de infección por HIV de las personas de 15 a 49 años pasó del 30% a principios de los años noventa al 5% el pasado año. En comparación, en Sudáfrica, un país más avanzado, están infectadas el 21,5%. Hay motivos, pues, para mirar a Uganda ?un país de 27 millones de habitantes, el 43% católicos? y tratar de copiar esa estrategia que tanto éxito ha tenido. Pues no. A juzgar por la prensa internacional, la situación de Uganda "preocupa?. Hasta ha merecido un editorial del New York Times (05-09-2005). No es que haya aumentado la tasa de infección, lo que preocupa es que se utilizan menos preservativos y se acusa al gobierno ugandés de no promoverlos.

Por eso, la ONU con la excusa de mala administración de fondos ha suspendido su ayuda a ese país africano. Lo políticamente correcto son las políticas de promiscuidad con preservativo -sexo seguro-, aunque hayan fallado en todo el mundo. Todo parece indicar que para los sexópatas de la ONU y sus agencias, la ideología o sus vicios están antes que la salud.

El último invento de los laicistas: 'la castidad atenta contra la laicidad del estado'

Paralelamente a esto, Life Site (24-08-05) informaba que la Asociación Americana de Libertades Civiles (American Civil Liberties Union, ACLU), mediante un recurso judicial había conseguido suspender temporalmente el programa ?sólo abstinencia? (sexual). El argumento de los sectarios de los ?derechos civiles? es que se estaban usando fondos del gobierno federal de los Estados Unidos para hacer proselitismo religioso, porque el proyecto ?sólo abstinencia? favorecía el ?proselitismo de las iglesia cristianas?.

El programa es parte de un proyecto de educación sexual, al que el gobierno federal, a través del departamento de salud, destina un millón de dólares anuales desde 2003.

En cambio la ACLU propone como Planned Parenthood, programas de ?actividad sexual y experimentación pre matrimonial?, eso sí: éstos son aconfesionales.

Recordamos que ACLU y las asociaciones ?de libertad religiosa? participan en la persecución de los ministros de cristianos que se pronuncian contra de la legalización de las uniones homosexuales.