La ministra de Sanidad de Nicaragua desmiente el informe de Human Right Watch que apoya el mal llamado ‘aborto terapéutico’

La ministra de Sanidad de Nicaragua desmiente el informe de Human Right Watch que apoya el mal llamado ‘aborto terapéutico’

La Ministra de Salud de Nicaragua, Maritza Cuan, no ha tardado en desmentir el polémico informe presentado en Managua por la organización contraria a la vida Human Rights Watch (HRW), según el cual en el último año habrían muerto 80 mujeres nicaragüenses como consecuencia de la penalización del mal llamado aborto terapéutico. "Estamos ante una manipulación más de la realidad", como afirma el director de la Oficina Internacional de Fundación Vida, José Antonio Retamar. La noticia se produce después de la valiente postura de los diputados nicaragüenses, que han vuelto a apostar por la defensa del primer derecho humano, superando la presión proabortista internacional que, entre otros organismos, ejerce la ONU sobre el país.

REDACCIÓN HO.- El informe titulado Sobre sus cadáveres: Denegación de acceso a la atención obstétrica de emergencia y el aborto terapéutico en Nicaragua, presentado por la HRW, afirma que 80 mujeres fallecieron a causa de la prohibición del aborto. En respuesta a este trabajo, la Ministra Cuan aseguró que hasta primeros de agosto, el Ministerio registró 54 muertes maternas, una menos que la cifra registrada el año pasado para el mismo período.

Según la Ministra Cuan, las causas de estas muertes están relacionadas, en su mayoría, con la dificultad de acceder a una unidad de salud, con padecimiento de síndrome hipertensivo, hemorragias e intoxicaciones o con situaciones de violencia, pero no con la prohibición del aborto terapéutico.

HRW miente y manipula

Por su parte el doctor Rafael Cabrera, miembro de la Asociación Nicaragüense por la Vida (Anprovida), calificó de "absolutamente falsa" la denuncia de HRW y precisó que la mayoría de muertes maternas ?concepto que agrupa las muertes ocurridas desde el primer día del embarazo hasta seis semanas después de nacer el niño? se relacionan en su mayor parte con causas no obstétricas como suicidios, homicidios, asesinatos y accidentes de tránsito.

"Estamos ante una constante manipulación de la realidad. HRW con su informe se descalifica sola. Realiza una grave contaminación social en lo relativo a los derechos humanos, y más en concreto en el Derecho a la Vida, puesto que promueve la muerte de los más débiles, los más indefensos. En cuanto al aborto terapeútico, también engaña, porque el aborto provocado no cura nada", precisa. "Promocionar el aborto es delictivo en sí mismo y engañar a cualquier sociedad es burlarse de la sociedad", concluye el experto.