Exigen disculpas públicas a Víctor Manuel por insultar a Martínez Camino, tras inventarse unas declaraciones del portavoz de la

Exigen disculpas públicas a Víctor Manuel por insultar a Martínez Camino, tras inventarse unas declaraciones del portavoz de la

El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, en una exigencia a la que se suma HazteOir.org, ha exigido disculpas públicas a Víctor Manuel por sus graves insultos a los católicos. En concreto, el cantante que hace décadas cantara con admiración a Franco ha llamado "hijo de puta" a Monseñor Juan Antonio Martínez Camino. Se permitió el lujo, además, de insultar al portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en relación de unas supuestas declaraciones de Martínez Camino que éste nunca realizó.

REDACCIÓN HO.-  En una nota informativa, el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia ha denunciado que "este fin de semana, el cantante Víctor Manuel, en presencia de las autoridades asturianas ?y cabe decir que sin su rechazo, más bien con su ovación? ha aprovechado para responder a las críticas de la Iglesia Católica a la política familiar de Zapatero con un hijo de puta muy progresista". En la misma nota, el portavoz del Observatorio, Pablo Molinero, precisa además que Víctor Manuel, "manipula al tergiversar el sentido de las declaraciones del portavoz de la conferencia episcopal, faltando además al respeto de una manera que resulta completamente inaceptable".

Los hechos tuvieron lugar durante un acto de homenaje a Víctor Manuel por parte de la Asociación de Musicoterapia de Asturias y de la Asociación para la Integración y el Asesoramiento de  Emigrantes Retornados. Lo más selecto y lo más llano del Principado, con el presidente de la región, la alcaldesa de Gijón y el de Mieres como máximas figuras institucionales, asistieron a la gala, celebrada en el teatro Jovellanos.  Uno de los hitos de programa fue una conversación de cara al público con el periodista Diego Carcedo.

Durante el acto, Víctor Manuel se reconoció "un poco más cabreado cada día" por los acontecimientos políticos y, en particular, por la actitud de "ciertos malos cristianos", según resume el diario La Nueva España. "Por ejemplo", dijo el cantante, "que salga el portavoz de la conferencia Episcopal, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, diciendo que no hay que  dar unos euros a las madres solteras... eso es ser un hijo de puta", bramó, cosechando por estas lindezas manipuladoras una ovación cerrada del público.

Nada nos sorprende del cantante.La Historia ya nos ofrece un documento sonoro impagable: una canción grabada en 1966, en el sello Belter, que lleva como título "Un gran hombre", todo un canto de enaltecimiento a Francisco Franco. Pero por mucho que conozcamos al sujeto, sus actos no deben quedar exentos de responsabilidad.

Ligereza en las acusaciones: Todo vale en el laicismo

En realidad, lo que dijo Martínez Camino, siguiendo los preceptos de la  Iglesia Católica que no tiene por qué compartir todo el mundo y que evidentemente no ha leído Víctor Manuel, es que "los niños deben nacer en un ambiente adecuado y que respete sus derechos. No se puede promover que vengan al mundo sin padre y sin madre conocidos y deben hacerlo en condiciones óptimas y con un pacto de fidelidad estable y permanente entre sus padres". Dicho esto, agregó que se debe ayudar a todos los niños que  están en el mundo "sin distinción alguna".

Como indica el Observatorio en su nota ante las declaraciones de Víctor Manuel, "merece la pena subrayar que este comportamiento encaja con la actitud de algunos personajes públicos que niegan la palabra a la Iglesia Católica, que engloba a la religión mayoritaria en España, porque afirman que debe dedicarse a temas exclusivamente eclesiales".  Para Pablo Molinero, "diríase que solamente puede hablar de liturgia y de pocos temas más. Sin ir más lejos, hoy ?por este martes? el señor Soria reclama silencio a la Iglesia en materias de bioética".

Ofensa a todos los católicos
 
Molinero cree que "esto resulta contradictorio con la labor social de la Iglesia en colegios, hospitales, comedores de pobres, residencias de enfermos, etc. Se le permite atender a los necesitados, pero no opinar sobre las políticas que les afectan". Entiende que de esta manera "niega además la libertad de expresión de los creyentes a quienes representa el portavoz Martínez Camino con sus declaraciones".

Por todo esto, el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia exige, en una iniciativa a la que se adhiere HazteOir.org, disculpas públicas a Víctor Manuel por sus graves insultos a Martínez Camino y, por extensión, a todos los católicos.