Campaña de insultos del Gobierno de Zapatero contra los ciudadanos que acudirán al 18-J

Campaña de insultos del Gobierno de Zapatero contra los ciudadanos que acudirán al 18-J

El Gobierno de Zapatero ha desplegado todos sus medios para insultar a los ciudadanos que acudan a la manifestación de este sábado día 18 en defensa de la familia. El mismo Presidente del Gobierno ha tenido la osadía de comparar esta manifestación con las concentraciones ilegales y violentas de acoso a las sedes y a los militantes del PP que tuvieron lugar el 13 de marzo de 2004.

HAZTEOIR.ORG .- En una demostración más de su verdadero 'talante', el Gobierno de Zapatero ha desplegado todos sus medios para descalificar, insultar y atacar a los manifestantes que acudan a Madrid este sábado día 18 a reinvindicar la familia.

Zapatero miente e insulta a los manifestantes pro-familia

El extremo más infamante de esta campaña de descalificaciones lo ha protagonizado el propio Zapatero, al comparar la manifestación del 18-J en defensa de la familia con las concentraciones ilegales y violentas de acoso a las sedes y a los militantes del PP, que tuvieron lugar el 13 de marzo de 2004.

En dichas concentraciones ilegales, que se desarrollaron violando la jornada de reflexión, dirigentes y militantes del Partido Popular fueron insultados, amenazados, zarandeados y agredidos por miembros y simpatizantes de grupos izquierdistas, entre ellos no pocos militantes del propio PSOE. Zapatero se ha negado a condenar repetidas veces estos ataques y amenazas, incluso en sede parlamentaria durante su intervención en la comisión del 11-M.

A Zapatero no le ha importado mentir y manipular a sabiendas de que la movilización de las familias esté convocada legalmente y con voluntad de desarrollarse por cauces pacíficos, además de tener lugar fuera de jornada de reflexión, pues tal limitación legal sólo se aplica a la Comunidad Autónoma de Galicia -en la que se celebrarán este domingo elecciones autonómicas- y no a la Comunidad de Madrid.

El PP contesta a Zapatero

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha calificado de "sorprendentes" las palabras de Zapatero y ha recordado que "las manifestaciones que se celebraron ante la sede del PP de toda España coaccionando a la gente del PP fueron organizadas por partidos políticos con el objetivo de influir en el resultado electoral y el presidente del Gobierno jamás las condenó". Rajoy recalcó que Zapatero se negó en la Comisión parlamentaria del 11-M a condenar algo que fue una "violación clarísima de la ley".
 
El número dos del Partido Popular, Ángel Acebes, aseguró dirigiéndose a Zapatero que "no vamos a ir a su sede en Ferraz ni a insultar, ni a coaccionar, ni a presionar a los militantes socialistas" y que el PP "no va a utilizar el día de reflexión para hacer lo que hizo el PSOE". En su opinión, el PSOE está realizando una "manipulación y utilización de los homosexuales con intereses partidistas". Acebes no dudó en afirmar que "eso es lo que hace Zapatero en sus políticas radicales, políticas de agresión y políticas de manipulación y mentira, que es que todo vale con tal de obtener unos cuantos votos".
 
Peces-Barba lanza una advertencia contra los ciudadanos que se manifiesten a favor de la familia

"Allá ellos, ellos sabrán lo que hacen". Con esta expresión ha despachado el Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces Barba, a los ciudadanos que acudiremos a la Plaza de Cibeles a manifestarnos el sábado por la tarde. Peces-Barba añadió que la manifestación le parece "mal" y que supone "una cierta resurrección de la democracia cristiana, pero de la peor democracia cristiana".

Nerviosismo y preocupación en La Moncloa

Según ha revelado El Confidencial Digital, existe en La Moncloa un ambiente de preocupación y nerviosismo ante las sucesivas movilizaciones ciudadanas que están teniendo lugar durante este mes de junio contra diversas medidas tomadas por el Gobierno de Zapatero.

El citado medio destaca la pérdida de popularidad que está sufriendo el Gobierno de Zapatero al cabo de su primer año de mandato, entre otras cosas por su actuación hostil contra las víctimas de ETA, que se manifestaron hace dos semanas en Madrid contra los intentos de diálogo del Gobierno con la banda asesina. El ambiente que se está dando en La Moncloa podría explicar estos virulentos ataques que el Gobierno está lanzando contra los ciudadanos, recurriendo a la mentira y a la manipulación para intentar desacreditar las movilizaciones.