Premios HO 2013, La Manif PourTous: "Hemos logrado un verdadero despertar de las conciencias"

Premios HO 2013, La Manif PourTous: "Hemos logrado un verdadero despertar de las conciencias"

La Manif Pour Tous ha logrado un hecho histórico: reunir por tres veces a más de un millón de personas
Es una auténtica victoria política, un verdadero despertar de las conciencias
La familia se ve atacada por todos los frentes, es la sociedad la que corre peligro
¿Hay verdad más universal que el hecho de que todos nacemos de un padre y de una madre?
La juventud no tiene miedo a los desafíos, tiene miedo a una vida sin sentido

Albéric Dumont: "Mi presencia es símbolo de la unión de todos los movimientos internacionales que combaten por el mismo interés: el bien común y los más débiles. ¿Qué verdad hay más universal que el hecho de que todos nacemos de un padre y de una madre?"

REDACCIÓN HO.- El movimiento ciudadano en defensa de la familia, el matrimonio y la infancia en Francia La Manif pour Tous () , ejemplo de resistencia cívica sin predecentes nacido frente a la llamada Ley Taubira que trata de imponer el pseudomatrimoniop gay y de privar a los menores de su derecho a tener un padre y una madre, es otro de los merecidísimos galardonados este año 2013 con el Premio HO. El reconocimiento, del que ha hecho entrega Blanca Escobar, miembro de la Junta Directiva de HO, ha sido recogido por Albéric Dumont (@albdmt), coordinador general de La manif Pour Tous. Con estas palabras agradecía la distinción que le brindan los más de 530 mil ciudadanos activos que conforman la comunidad HazteOir.org:

Señoras y Caballeros. Señor Presidente de HO, Ignacio Arsuaga:

Es un gran honor para mí estar hoy entre ustedes esta noche en Madrid y recibir este premio que nos han concedido. Esta recompensa es el fruto de un año de compromiso intenso al servicio de la familia. A través de mí son cientos de miles de jóvenes de La Manif Pour Tuos que se muestran agradecidos de haber defendido una causa que es muy querida para ellos, aún a costa de sacrificar un año de sus estudios o de su vida profesional, y por luchar contra los ataques a la libertad de expresión, lo que les ha valido sufrir la represión policial e incluso la prisión ordenada por el gobierno socialista actual y el jefe del Estado, François Hollande.

La Manif Pour Tous ha logrado un hecho histórico: reunir por tres veces a más de un millón de personas, lo que nadie en la historia de la actual V República Francesa, ninguna asociación, ninguna comunidad, ha conseguido hasta el momento.

A pesar del aparente fracaso de la acción en Francia, es una auténtica victoria política. En Francia hemos logrado un verdadero despertar de las conciencias, que estaban adormecidas y que se han dado cuenta que durante demasiado tiempo trataban de imponerles un modelo de sociedad que únicamente sostiene una minoría.

Hoy más que nunca, mientras que la familia se ve atacada por todos los frentes, es la sociedad, toda entera, la que está en peligro por la imposición de la equiparación del matrimonio a las uniones entre personas del mismos sexo y la concesión a estas de un supuesto “derecho a adoptar”, la liberalización de la procreación técnicamente asistida y de los vientres de alquiler, el maltrato fiscal de las familias… Temas todos ellos que son los restos que nos esperan mañana.

Mi presencia hoy es símbolo de la unión que existe entre todos los movimientos internacionales que combaten por el mismo interés: la defensa del bien común y de los más débiles. ¿Qué hay más objetivo y general como concepto, como verdad más universal, que el hecho de que todos nacemos de un padre y de una madre?

Robert Schuman, uno de los padres fundadores de Europa, decía: “El que no se atreve a atacar lo que no es humano, mal sabrá defender lo que es bello”. Desde el bien de las familias, hoy nos oponemos a lo que no es humano: negación de los sexos, negación de la complementariedad de hombre y mujer, prioridad de los derechos “al” niño sobre los derechos “del” niño, reducción del cuerpo de la mujer a un objeto y del niño a una simple mercancía.

Para terminar, decir que este Premio pertenece sobre todo a dos personas que sosteniéndome en mi compromiso, me han permitido consagrarme plenamente a la causa que hoy nos ocupa: mi padre y mi madre, a los que hoy quiero mostrar mi agradecimiento delante de ustedes.

La juventud no tiene miedo a los desafíos, tiene miedo a una vida sin sentido. Esa es la razón por la que nunca nos resignaremos. Nunca.