La ONU financia abortos en Perú: El Fondo de Población aprovecha el terremoto de Perú para introducir “salud sexual y reproducti

La ONU financia abortos en Perú: El Fondo de Población aprovecha el terremoto de Perú para introducir “salud sexual y reproducti

El Fondo de Población de Naciones Unidas informó el pasado 29 de agosto que ofrecerá ayudas de emergencia en ?salud reproductiva? para las mujeres afectadas por el reciente terremoto de Perú. El programa se destinará especialmente a las mujeres que viven en ámbitos rurales aislados. Se trata de garantizar que los 800 partos mensuales previstos se realizan en condiciones salubres. No obstante, el Fondo aclara que las beneficiarias de este programa ascienden a 50.000 mujeres, niñas y adolescentes, de las que 15.000 están embarazadas.  Es decir, el Fondo de Población de Naciones Unidas proveerá también servicios de aborto en un país constitucionalmente provida.

HISPANIDAD.COM.- "El Fondo ayudará a establecer un equipo móvil de profesionales que puedan proporcionar información a las víctimas de violencia sexual ofreciéndoles los medicamentos adecuados", señala la información oficial. O sea, la abortiva píldora del día después. Además, el Fondo informa que destinará un total de 90.000 dólares al programa de asistencia sanitaria urgente, aunque no aclara el monto destinado a la eufemístico "salud sexual y reproductiva".

La ONU vuelve por sus fueros

No es la primera vez que Perú es utilizado como banco de pruebas. En la era Fujimori, la ONU presionó a Perú para que el presidente emprendiera un programa de esterilizaciones masivas si quería contar con la ayuda internacional. Por aquello del control poblacional y de evitar lo que el Departamento de Seguridad norteamericano califica de ?presión demográfica?. El ?chino? obedeció y llegó a esterilizar a cerca de 300.000 peruanos. En algunas ocasiones con engaños. En otras ofreciendo un puñado de dólares a personas que viven en la más absoluta de las miserias. Y en muchos casos, en condiciones sanitarias muy deficientes. En aquellos lugares donde nunca había llegado un hospital -ni siquiera de campaña- instalaron una hospital móvil para efectuar esas esterilizaciones que afectaron especialmente a la población rural.

Pues bien, ahora la ONU vuelve por sus fueros. Pero esta vez de manera más ruin: por la puerta de servicio y aprovechando una catástrofe natural. Por lo demás, ninguna novedad, desgraciadamente. El Fondo de Población de Naciones Unidas utiliza siempre las catástrofes naturales para introducir sus kits anticonceptivos y aborteros.
Y no sólo el Fondo sino también el más prestigiado ACNUR.

Conviene recordar que fue muy sonado el escándalo de la oferta de aborto gratuito para las refugiadas de los campos de Afganistán. Había que combatir el machismo talibán. Y con esa excusa segaron cientos y miles de vidas de afganas. Y resulta curioso que una institución que nació para tratar de garantizar la paz y la estabilidad en el mundo, haya tomado como bandera prioritaria lo que algunos califican como ?terrorismo intrauterino?. Y con bajeza, aprovechando la debilidad de un pueblo pobre arrasado por la sacudida de la naturaleza. ¡Villanos!