Fundación Vida denuncia la promoción abierta del aborto que realiza Amnistía Internacional en su nueva campaña

Fundación Vida denuncia la promoción abierta del aborto que realiza Amnistía Internacional en su nueva campaña

En su nueva campaña titulada Para combatir la violencia contra las mujeres es fundamental respetar sus Derechos Humanos, dada a conocer este miércoles, Amnistía Internacional España (AI) reitera su instrumentalización de los derechos humanos "para acabar promoviendo como bondadoso el crimen que supone el aborto provocado, que ya promueve sin tapujos", denuncia Manuel Cruz, director de la Fundación Vida. Partiendo de unos hechos ciertos como las violaciones, y de otros muy lamentables como esterilizaciones forzadas que conculcan algunos derechos humanos, AI termina por demandar lo que denomina 'derechos sexuales y reproductivos', que acaba siendo una promoción del aborto provocado.

REDACCIÓN HO.-  Para AI, ?la violencia contra las mujeres viola el derecho de las mujeres a la vida, la integridad física y mental y el nivel más alto posible de salud, así como su derecho a no ser torturadas y a ejercer sus derechos sexuales y reproductivos?. Asegura la organización que la defensa de los derechos humanos, "incluidos los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, es fundamental para prevenir la violencia de género y ponerle fin. Los derechos humanos de las mujeres y las niñas también corren peligro cuando no se hace frente a la violencia de género contra ellas y cuando se niega a las supervivientes el acceso a todos los remedios a los que tienen derecho".

Ante ello, AI descarga la culpa de algo tan condenable como la violación o el incesto sobre el más inocente, el no nacido. Así, la organización pasar a enumerar cuáles son "los derechos sexuales y reproductivos" de la mujer, entre los que cita:

  • La negación a las mujeres del acceso a servicios de salud reproductiva es una violación de sus derechos reproductivos. La negación de atención obstétrica que puede salvar la vida es una violación de su derecho a la vida y una forma de trato cruel, inhumano y degradante.
  • La obstrucción del acceso de las supervivientes de tortura al aborto legal es una violación de sus derechos sexuales y reproductivos.
  • Las mujeres deben tener acceso a servicios de aborto seguros y legales en caso de embarazo no deseado a consecuencia de violación, agresión sexual o incesto.
  • Las mujeres deben tener acceso a servicios de aborto, seguros y legales, cuando la continuación de su embarazo suponga un peligro para su vida o un peligro grave para su salud.

"AI instrumentaliza los ?derechos humanos? en favor de su opción abortista. Mezcla derechos humanos indiscutibles, como que no se lleven a cabo abortos o esterilizaciones forzadas, con afirmaciones ciertas que no son derechos humanos, sino acciones lamentables contrarias a la libertad humana, como es el matrimonio forzado. Luego concluye pidiendo un falso derecho humano al aborto, que en realidad va contra el derecho humano a la vida. Esto supone una promoción descarada del aborto legal, así como del libre acceso al aborto procurado o la despenalización de esta acción criminal", añade Manuel Cruz.

"Después de leer el documento de esta campaña, nadie tendrá dudas de que estamos ante una institución abortista que, con una falsa apariencia de bondad, promueve el feticidio impune. AI se ha convertido en una entidad hipócrita que se nos presenta hablando de la violencia de las mujeres, pero luego promueve la violenta muerte del feto por su madre, a quien no le ofrece recursos para aceptar el embarazo", declara el director de Fundación Vida.

"Si AI, como afirma, quiere evitar la violencia en las mujeres, por ejemplo en España, debe sumarse a la lucha contra el aborto que en 2005 practicaron 91.664 mujeres. Y si quiere salvar la muerte violenta de mujeres, debería luchar por los más de 45.832 fetos-mujeres que cada año mueren en España", concluye Manuel Cruz.