Liechtenstein dice ¡NO! al aborto

Liechtenstein dice ¡NO! al aborto

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/40720-alois-liechtenstein-vetara-ley-aborto-aunque-sea-aprobada-en-referendum">Alois de Liechtenstein vetará la ley del aborto aunque se apruebe en referéndum</a>»

REDACCIÓN HO.- Por 52,3 % de votos frente a un 47,7 % a favor, el Principado rechazó una iniciativa encaminada a la despenalización del aborto, denominada Antes ayudar  que castigar. Junto a este disfraz buenista, la realidad del aborto se ocultaba aludiendo a algo que también hemos oído en nuestro país cuando el Gobierno de Zapatero hablaba de imitar a los países vecinos: en el caso de Liechtenstein, los proabortistas alegaban que Suiza y Austria autorizaban el aborto. Para Zapatero y sus acólitos abortistas, ya hay otro "país de nuestro entorno" que le enmienda la plana...

Quizá, ante lo ajustado de la votación, sí haya resultado muy significativa las claras voces de rechazo a la iniciativa escuchadas desde la Monarquía y la política, cuyo ejemplo y razones pueden haber influido en esta victoria final del derecho a vivir. La consulta se celebra conocida la firme posición del Príncipe Alois, que había anunciado el pasado 15 de agosto, Fiesta Nacional, que ocurriera lo que ocurriera él jamás firmaría la ley -algo necesario para su entrada en vigor-, para ser fiel a su conciencia frente a una práctica contra la vida y la dignidad humanas. Aunque no es el jefe del Estado, Alois tiene la potestad de sancionar las leyes, facultad que le fue traspasada en 2004 por su padre Hans Adam II, con la intención de renovar la imagen de la Monarquía.

Junto al mandatario, también el Parlamento y del Gobierno se habían declarado contrarios al texto. La votación tuvo lugar por exigencia constitucional, al haber recabado el número suficiente de firmas y apoyos institucionales para su celebración, pero de hecho la ley del aborto ya había sido rechazada por el 72 % de los diputados.

Este pequeño país, de 160 km2 y 34.000 habitantes, ubicado en los Alpes, entre Suiza y Austria, es mayoritariamente católico.