HO rechaza las acusaciones por injurias del abortista Carlos Morín

HO rechaza las acusaciones por injurias del abortista Carlos Morín

En el día de ayer acabó sin acuerdo el acto de conciliación previsto en los tribunales madrileños ante la demanda presentada por el abortista Carlos Morín, propietario de la clínica Ginemedex, por las informaciones publicadas en HO sobre los abortos ilegales practicados en su clínica de  Barcelona, de los que esta plataforma, al igual que numerosos medios nacionales e internacionales, recogieron a raíz del reportaje emitido por la cadena pública danesa DR y las investigaciones de la prensa británica independiente. En virtud de dichas informaciones que afirmaban la realización de abortos ilegales con total impunidad en la clínica Ginemedex de Barcelona, nunca desmentidas ni objeto de persecución jurídica conocida hasta ahora por parte de Morín, HO ejerció su derecho a la libre expresión, manifestando su opinión y promoviendo alertas ciudadanas con objeto de alentar la depuración de las posibles responsabilidades penales derivadas de tan graves hechos. Adjuntamos en esta información el escrito presentado por HO en el acto de conciliación.

REDACCIÓN HO.- Meses después de la alerta publicada por HazteOir.org donde se recogían informaciones de distintos medios de comunicación que  denunciaban las prácticas abortivas en la Clínica Ginemedex de  Barcelona, HazteOir.org recibía una demanda de acto de conciliación por parte del doctor Carlos Morín y Ginemedex, S.A. Al no llegarse a ningún acuerdo, el propietario de la citada clínica abortista ha decidido presentar querella criminal por injurias y calumnias contra HazteOir.org, a la que le exige además una indemnización de 100.000 euros.

La querella contra la plataforma HazteOir.org exigía lo siguiente:

.- Reconocer que nuestras afirmaciones no fueron contrastadas sino  que  obedecen únicamente a nuestras propias convicciones éticas y morales.

.- Que nos excusemos por la referida conducta (haber publicado la alerta donde se recoge la información que aportan otros medios de comunicación) y por las manifestaciones vertidas en nuestros escritos.

- Que HazteOir.org publique en su página web la certificación de la conciliación planteada en la demanda (tendrá lugar el día 27 de febrero) en el caso de que la misma se firme como acuerdo de conciliación.

.- Que HazteOir.org publique un artículo en su página web  rectificando en nombre propio el contenido injurioso y calumnioso de los artículos publicados.

.- Que HazteOir.org consienta en satisfacer al Dr. Carlos Morín   Gamarra y Ginemedex  S.A la cantidad de CIEN MIL EUROS (100,000)  valoración de los daños y perjuicios según los demandantes.
 
Ante ello, HazteOir.org presentó ayer el siguiente ESCRITO DE ALEGACIONES en respuesta a la DEMANDA DE CONCILIACIÓN, que por su interés adjuntamos a continuación íntegramente:

 Conciliación 1567/2006

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 48

DON IGNACIO ARSUAGA RATO, quien actúa como representante legal de la Asociación HAZTEOIR.ORG, con CIF XXX e inscrita en el Registro del Ministerio del Interior, bajo el número XXX, y domicilio en XXX; y bajo la dirección letrada de XXX, Letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid con núm. de carnet 61.705 como mejor proceda en Derecho D I G O:
 
  Que por medio de Cédula de Citación se nos ha comunicado Diligencia de Ordenación de 11 de enero por la que se nos cita para comparecer el día 27 de febrero a las 10 horas con motivo de la Demanda de Acto de Conciliación presentada por CARLOS MORÍN GAMARRA y GINEMEDEX, S.A., siendo del interés de esta parte manifestar
 
(i). Que de contrario se nos insta a que nos avengamos a conciliarnos en los seis puntos que al final de su escrito incluye. Tal solicitud se funda en la supuesta difusión en nuestra hoja web (www.hazteoir.org) de noticias que reputa injuriosas y calumniosas para ellos, alegando, además, que las noticias publicadas por HazteOir no estaban contrastadas y que además comprendían un contenido de opinión que igualmente estiman calumnioso.

(ii). Los mismos demandantes reconocen tácitamente que las noticias publicadas en la hoja web sí estaban contrastadas, pues admiten que reflejaban el contenido de un reportaje realizado por la Televisión Pública Danesa, así como de reportajes anteriores realizados, de manera independiente, por el Daily Telegrah y el Sunday Telegraph, diarios del Reino Unido. Además, debemos añadir que los hechos relatados en la página web ya citada coinciden con los publicados o hechos públicos por otros medios como la Agencia EFE, el diario El Mundo, ABC, La Razón, The Times, la Cadena COPE, la Ser, Tele5, Televisión Popular, Radio y Televisión Intereconomía, la revista Época, el semanario Alba, en los periódicos digitales Forumlibertas e Hispanidad, etc.

(iii). Además, reconocen los demandantes que en la web se incluían diversas manifestaciones haciendo calificaciones morales, lo que supone reconocer tácitamente que estas declaraciones son sólo encuadrables dentro de los artículos de opinión, lo que determina que no sea necesario en estos supuestos contrastar la noticia, pues se tratan de opiniones, y no de información.

(iv). En cualquier caso, los denunciantes sostienen que el reportaje emitido por la Televisión Danesa fue un montaje, pero no consta ni que lo hayan denunciado en los Tribunales ni que hayan ejercido su derecho de rectificación; como tampoco lo han hecho con la Agencia EFE, el diario El Mundo y demás medios que difundieron tal reportaje. Tampoco han ejercitado acción alguna contra el Daily Telegrah, el Sunday Telegraph o la revista Época, que en investigaciones diferentes concluyeron la realización de prácticas médicas irregulares o ilegales. De hecho las investigaciones realizadas por la prensa británica dieron origen a un procedimiento penal en este país, y en concreto se imputó a la ginecóloga inglesa Saroj Adlakha por «conspiración para cometer un ataque contra una persona fuera del Reino Unido».

(v). Igualmente hay que señalar que los demandantes no han ejercido el derecho de rectificación conforme a los cauces que establece la Ley Orgánica 2/1984, lo que parece indicar que ejercitan o pretenden ejercitar un supuesto derecho de protección al honor con intenciones muy diferentes, pues si de verdad les hubiera preocupado la defensa de estos intereses habrían acudido rápidamente al derecho de rectificación, lo que no hicieron, como tampoco han ejercitado acción penal o civil alguna contra la Televisión Pública Danesa, el Daily Telegrah o el Sunday Telegraph, que al fin y al cabo en gran parte son la fuente original de las informaciones luego difundidas por el resto de medios.

(vi). Del mismo modo hay que señalar que existen unas actuaciones penales abiertas a instancias del CENTRO JURÍDICO TOMÁS MORO contra el Sr. Morín, y que se están tramitando en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Barcelona como Diligencias Previas 5379/2006-B, por lo que en principio, del comportamiento de los demandantes se puede desprender la sospecha de la comisión de algún delito, pues en caso contrario la querella habría sido archivada de plano.

(vii). Finalmente, hay que señalar que los demandantes no niegan en ningún momento que llevan a cabo abortos. Por eso, y teniendo en consideración que los lectores de HazteOir están en contra del aborto, como están en contra todos los miembros de la Junta Directiva y todos los socios existentes, aún en el caso de que los demandantes cumplieran escrupulosamente la ley en la realización del aborto, no por eso tendrían mejor consideración por parte de los miembros y lectores de HazteOir. Por tal motivo, aún cuando en la Clínica en cuestión o el Sr. Morín practicaran abortos legales, la opinión de los miembros de HazteOir sería igualmente negativa, pues tal organización estima que toda persona tiene derecho a la vida, y socialmente se manifiesta a favor de cambiar la legislación española para defender la vida y proscribir el aborto.
 
 En virtud de lo anterior,
 SOLICITAMOS AL JUZGADO que nos tenga por comparecidos en el presente Acto de conciliación y recogidas expresamente nuestras manifestaciones, contrarias al solicito de contrario, que pasamos a concretar con la misma numeración que de contrario se establece:
1º. No estimamos la imputaciones injuriosas o calumniosas, pues HazteOir se limitó a reproducir unos hechos publicados por otros medios, y en cuanto a las valoraciones y opiniones realizadas, no fueron injuriosas, por cuanto simplemente manifestaban una opinión que coincide con las convicciones morales de la citada organización, la cual en ejercicio de su libertad de expresión puede hacer las valoraciones que estime oportunas: el principio de veracidad sólo se predica legalmente de la información, no de la opinión.
2º. Los hechos relatados están contrastados y de hecho han sido publicados por otros medios contra los que ni Ginemedex ni el Sr. Morín han iniciado ninguna actuación legal. En concreto, si todo lo relatado es falso, quien más daño hubiera podido realizar a la fama de los demandantes es la Televisión Pública Danesa, por cuanto el reportaje emitido por ellos ha sido el origen de la atención pública sobre los demandantes. Este programa se exhibió en Gran Bretaña, en España y en otros países europeos, y fue a su vez reproducido, por medio de transcripción o resumen, por medios escritos españoles de gran tirada como El Mundo, y comentado por una de la primeras emisoras en número de oyentes, la COPE. Así pues, cualquier alegación de los demandados que no pase primero por la actuación legal contra estos medios pasa por un esfuerzo imposible de responsabilizar a HazteOir de una supuesta difamación.
3º. HazteOir no puede excusarse del ejercicio de sus derechos constitucionalmente reconocidos.
4º. HazteOir, en efecto, comunicará a sus lectores la presente celebración de acto de conciliación y publicará la correspondiente acta, así como cualquier otra incidencia relativa a las presentes actuaciones o a las que se pudiera derivar de la mismas, ya que HazteOir tiene el deber de informar a todos aquellos que acceden a su web.
5º. HazteOir no publicará rectificación alguna en su web por cuanto nada hay que rectificar y, si lo hubiera, los demandantes no ejercitaron en debida forma el Derecho de Rectificación contemplado en la Ley Orgánica 2/1984.
6º. No sólo HazteOir estima improcedente la indemnización solicitada de contrario, sino que además solicitamos, en aplicación del artículo 32.5 LEC, la condena en costas de la parte contraria, pues aún no siendo obligatoria la asistencia de Procurador y Abogado, lo demandantes sí comparecieron por medio de tales profesionales, y en aplicación del principio de igualdad procesal, esta parte ha tenido que acudir a letrado debidamente colegiado.

Es todo ello justicia que pedimos en Madrid, a 27 de febrero de 2007