Los líderes políticos del mundo expresan personalmente su dolor por la muerte de Juan Pablo II

Los líderes políticos del mundo expresan personalmente su dolor por la muerte de Juan Pablo II

José M. Sánchez, Comunicación SE escribió, "Kofi Annan, Durão Barroso, Luigi Einaudi, George Bush, Carlo Azeglio Ciampi, Jacques Chirac, Isabel II, Hosni Mubarak, Hugo Chávez, Fidel Castro, Luiz Inácio Lula da Silva, Gerhard Schroeder, Tony Blair, Ariel Sharon, Abú Mazen y otros mandatarios internacionales han expresado públicamente sus condolencias por el fallecimiento de Juan Pablo II. Todos menos Zapatero. "

El Presidente de Estados Unidos, George Bush, calificó al Papa de "campeón de la libertad", y decretó duelo nacional hasta el día que Juan Pablo II sea enterrado en el Vaticano. "Juan Pablo II nos recordó nuestra responsabilidad de defender la cultura de la vida", dijo Bush. También el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, lamentó su muerte y destacó que "más allá de ser el guía espiritual católico, era un "inagotable abogado de la paz y pionero del diálogo entre religiones".

El Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, consideró que Juan Pablo II "pasará a la historia como alguien que desempeñó un papel esencial en la reunificación de Europa y en el progreso de las ideas, la libertad y la democracia en nuestro continente".

Zapatero, la excepción

El Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha limitado a mandar un telegrama al Vaticano para manifestar "hondo pesar" por el fallecimiento de Juan Pablo II, y ha decretado un solo día de luto oficial.

Europa

El Presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi, en un mensaje televisado a toda la nación, dijo que el Papa "nos ha comunicado a todos esperanza y confianza y nos ha sacudido la conciencia con los valores que dan sentido y dignidad a la vida de las personas y de las sociedades humanas".

El Presidente francés, Jacques Chirac, saludó la memoria de Juan Pablo II, como la de "un Pontífice excepcional, cuyo carisma, convicción y compasión han hecho resonar el mensaje evangélico con un eco sin precedentes en la escena internacional".

La reina Isabel II de Inglaterra recordó el trabajo del Papa por la unidad cristiana, incluyendo la búsqueda de vínculos más cercanos entre los católicos romanos y las iglesias anglicanas. "El mundo ha perdido un líder religioso que era venerado por gente de todas las religiones. Fue una inspiración, un hombre de extraordinaria fe, dignidad y coraje", afirmó el primer ministro británico, Tony Blair, cuya esposa, Cherie, es católica.

"El Papa ha sabido llevar su mensaje de paz a cada rincón del mundo a través de sus viajes", indicó el Primer Ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker.

El Gobierno suizo destaca la "personalidad carismática" del Pontífice que "durante un cuarto de siglo ha dejado una huella en la historia del mundo, más allá de las fronteras religiosas".

El Canciller alemán Gerhard Schroeder dijo del Papa que "una y otra vez se esforzó por desarrollar soluciones para los problemas de la humanidad con sabiduría y respeto por las culturas y tradiciones de los pueblos", y agregó que "ha hecho historia" por su amor por la vida y la paz.

Oriente Medio

"El Papa será recordado como un verdadero amigo del judaísmo y del Estado de Israel, en cuyo pontificado se establecieron las relaciones diplomáticas entre los dos estados", afirmó esta noche el Primer Ministro de Israel, Ariel Sharon.

El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Abú Mazen, declaró que "le echaremos de menos como una figura religiosa destacada, que ha dedicado su vida a los valores de la paz, la libertad y la igualdad" y que "defendió los derechos de los palestinos, su libertad y su independencia".

El Presidente egipcio, Hosni Mubarak, lamentó la muerte de Juan Pablo II, al que consideró un amigo del pueblo árabe, y en especial el palestino. Según un comunicado presidencial, el Pontífice era "un icono de la paz y el amor". Las iglesias egipcias, y en particular las católicas, celebraron este domingo misas en memoria de Juan Pablo II, mientras los dignatarios católicos ponían de relieve las cualidades del Papa difunto.

América

Para la Organización de Estados Americanos (OEA), la muerte del Papa "representa una pérdida no sólo para la Iglesia Católica, sino para todos quienes valoran la paz, la libertad y la dignidad humana", señaló su Secretario General interino, Luigi Einaudi.

El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, destacó que "a pesar de nuestras diferencias, hay que recordar y rendirle tributo al Papa peregrino" y recordó que "cuando EEUU invadió Irak, por ejemplo, Juan Pablo II dijo que era un acto ilegal e inmoral".

Argentina decretó tres días de duelo nacional por al fallecimiento del Papa Juan Pablo II, tal y como anunció el Secretario de Culto argentino, Guillermo Oliveri.

Con un llamamiento a seguir el ejemplo del Papa Juan Pablo II, el Presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, afirmó que con la muerte del Pontífice el mundo ha perdido a una "figura histórica".

El Gobierno de México se unió al duelo mundial por el fallecimiento de Juan Pablo II, de quien destacó el apoyo decidido en favor de los pueblos indígenas y los más desfavorecidos.

"El papel que él jugó en el complejo final del siglo XX, su defensa de los más desposeídos y su incansable labor pastoral alrededor del mundo son hechos que avalan su Pontificado y marcan el legado que deja a la humanidad", ha indicado el Gobierno panameño.

La muerte del Papa entristece "al mayor país católico del mundo", según afirmó el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien declaró siete días de luto oficial. "El mayor país católico del mundo [133 millones de fieles], donde conviven en armonía personas de diversas creencias, Brasil se siente adolorido por la pérdida de uno de los hombres que, como pocos, influyó de forma tan decisiva y positiva en el curso de la historia contemporánea", agregó Lula.

Cuba lamentó la muerte de Juan Pablo II, al que se refirió como a "un amigo", y anunció que enviará una delegación de alto nivel a los funerales y decretará luto oficial. "Recordaremos con gratitud su visita al país, sus palabras amistosas, su pronunciamiento contra el bloqueo [de EEUU sobre Cuba]?, apuntó el Canciller Felipe Pérez Roque, en la primera reacción oficial del régimen castrista desde que el Papa cayó enfermo.

Por su parte, el Gobierno uruguayo, en un mensaje firmado por el Presidente de izquierdas Tabaré Vázquez, expresó al decano del colegio cardenalicio vaticano, Joseph Ratzinger, el pésame por la muerte este sábado del Papa. En el texto, que expresa "el más profundo sentimiento de dolor y congoja", califica a Juan Pablo II como alguien que fue "durante más de un cuarto de siglo ejemplo de generosidad, bondad y compromiso con la paz y el bienestar de los pueblos".