El TS avala la vigilancia que Rubalcaba calificó de "ilegal"

El TS avala la vigilancia que Rubalcaba calificó de "ilegal"

<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/38090-pp-insta-cgpj-investigar-y-sancionar-liberacion-troitino">«El PP insta a investigar y sancionar la liberación de Troitiño»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/37907-iturgaiz-estamos-en-proceso-negociacion-clarisimo">Iturgaiz: "Estamos en un proceso de negociación clarísimo"</a>»
«<p style="display: inline !important;">«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/38061-troitino-localizado-en-francia">Rubalcaba: Troitiño no podría ser vigilado "porque era libre"</a>»</p>»

REDACCIÓN HO.-  EL diario El Mundo bucea hoy en la jurisprudencia del Tribunal Supremo y lleva a sus titulares principales que "El TS avala la vigilancia que Interior dijo que era ilegal". Así desmiente a Rubalcaba y llama la atención al Gobierno sobre los seguimientos a Troitiño, que Rubalcaba considera ilegales, y le recuerda el auto de 1995 por el que se justificaba el espionaje que se realizó a Mario Conde en el interés de "salvaguardar intereses públicos".

Sobre este asunto editorializa el propio diario , y Santiago González apoya la información en una columna que se resume en una frase: "No me jodas Alfredo –Pérez Rubalcaba-".

Por otra parte, en un completo artículo el diario La Gaceta realizaba un certero y completo análisis sobre las responsabilidades que descarga este bochornoso asunto, en un artículo titulado ¿Una fuga inocente?, en el que se identifican los graves errores acumulados: "el carnicero de la República Dominicana ha tomado a título de inventario la Justicia, aprovechándose de un Estado de derecho que parece tener más agujeros que un queso gruyer":

  • Se le ha escapado, en primer lugar, al Tribunal Constitucional, cuyo garantismo favorece al criminal. Su doctrina del doble cómputo de las penas preventivas (2008) fue la que permitió excarcelar al matón. Un delincuente con condenas que suman más de 2.000 años salió de chirona seis años antes de lo que le correspondía, merced a esa interpretación.
  • Se le ha escapado, en segundo lugar, a los jueces de la Sala Tercera de la Audiencia Nacional, con Alfonso Guevara a la cabeza, al aplicar la citada jurisprudencia. Una decisión que se han visto obligados a revocar seis días después, al tener en cuenta una sentencia reciente del Supremo, que establece que la cifra desde la que se deben descontar los días de prisión es la del total de condenas. Este baile de criterios genera inseguridad jurídica. Igual que genera inseguridad el manejo de los tiempos. En este sentido, el etarra también se le ha escapado a Gómez Bermúdez, presidente de la Sala Penal de la Audiencia, cuya decisión de no reunir el pleno hasta el día 25, para estudiar el recurso de la Fiscalía contra la excarcelación, le ha proporcionado a Troitiño un tiempo precioso para tomar las de Villadiego...
  • No menos grave es la negligencia de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que no solicitó al juez medidas especiales de vigilancia, a pesar de que reconocía la gravedad del caso, pues había interpuesto un recurso contra la excarcelación. Lo cual abona la sospecha de que el Ministerio Público actuó de cara a la galería, cuando no le quedaba más remedio, ante la alarma social suscitada. Quizá nos equivoquemos pero encaja con la calculada ambigüedad del Departamento de Conde-Pumpido y esta, a su vez, encaja con el contexto de negociación del Gobierno con ETA. ¿Alguien puede creerse, a estas alturas de la película, que sea inocente la fuga de Troitiño? Máxime con los precedentes de otros asesinos evadidos e impunes –y lo que es peor, localizados– como De Juana Chaos y Josu Ternera.
  • Troitiño se le ha escapado, en fin, a una clase política que tras 40 años de terrorismo no ha articulado criterios legislativos sólidos para que los asesinos paguen por sus delitos, cumpliendo las penas sin atajos ni subterfugios. Es decir, la culpa también es de los legisladores. Unos por otros, la casa sin barrer. Los jueces alegan que se limitan a cumplir la ley y los políticos se dedican a colgarse medallas cuando se trata de detener terroristas y a encogerse de hombros cuando se producen escándalos como el de Troitiño. Como ayer Rubalcaba, que calificó al etarra de “ciudadano con todos los derechos”. Atrapados en legalismos contraproducentes, jueces y legisladores emulan la torpeza burocrática de los detectives Hernández y Fernández de Tintín, mientras los criminales se carcajean de las víctimas.

"Lo más grave del esperpento del evadido es que no es un caso aislado", concluye el diario: "De ahí las razonables dudas sobre el carácter inocente de la desaparición. De ahí que nos preguntemos qué hará el Constitucional que debe decidir sobre la excarcelación de decenas de revientanucas más, al resolver sobre los recursos de presos etarras que sostienen que el cómputo de la doctrina Parot vulnera sus derechos. ¿Defenderá el Alto Tribunal la Constitución o perpetuará el esperpento, activando una amnistía encubierta, en vísperas del blanqueamiento de los terroristas? ¿Favorecerá a los asesinos o a los asesinados?"

Recursos informativos:

 

Para poder comentar esta noticia debes estar registrado en la comunidad HO o haber iniciado sesión.

HazteOir.org

es una comunidad de ciudadanos activos que busca promover la participación de los ciudadanos en la política

EL MOVIMIENTO HO LO FORMAN

456.425

ciudadanos activos

1.942.098