La Junta islámica insiste en pedir el culto conjunto en la Mezquita de Córdoba

La Junta islámica insiste en pedir el culto conjunto en la Mezquita de Córdoba

Si el pasado miércoles  publicábamos la alerta de ciudadanos cordobeses sobre los planes saudíes de construir una macro-mezquita en esta ciudad andaluza, el presidente de la Junta Islámica de España, Mansur Escudero, nos ha sorprendido ahora rezando ante la puerta de la Catedral cordobesa para pedir la oración conjunta de musulmanes y católicos en su interior, después de que la Junta Islámica remitiera una carta al Papa Benedicto XVI con su solicitud. El Obispado de Córdoba ya había manifestado su oposición al uso conjunto del templo, por considerar que generaría "confusión" y no ayudaría al "debate interreligioso".

REDACCIÓN HO, AGENCIAS.- Después de que el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, rechazara en un comunicado la propuesta de Escudero de pedir la Catedral de la ciudad para el rezo conjunto porque generaría "confusión entre los fieles", el presidente de la Junta Islámica decidió rezar extramuros del templo como protesta. Escudero se descalzó y sobre una alfombra extendida junto a uno de los muros de la Mezquita, frente al Museo Diocesano, realizó la oración Dohr, una de las cinco obligatorias al día para los musulmanes.

Escudero dijo a los periodistas que no tiene sentido "que se prohíba el rezo en este templo y en todos los demás" y agregó que, a pesar de que el Obispado ya se ha pronunciado sobre el asunto, esperará la respuesta a la carta que la Junta Islámica envió al Papa Benedicto XVI sobre el mismo asunto. Recalcó que su intención no es "crear un clima de confrontación" y alejó la posibilidad de que se pueda originar un problema ante una eventual avalancha de creyentes de ambos credos. Además, "la misma Iglesia llama a toda la sociedad a recobrar el espíritu religioso", apostilló. Apuntó que los católicos podrían rezar en la parte dedicada a la catedral y los musulmanes en la zona del Mihrab.

Petición desproporcionada, según  la Diócesis

El vicario general de la Diócesis de Córdoba, Santiago Gómez Sierra, ha considerado "desproporcionada" la petición para el uso compartido de la Catedral de Córdoba. Esta valoración se ha unido al comunicado que, en el mismo sentido, hizo público este miércoles el Obispo de la Diócesis. Gómez Sierra, ha calificado de  "una pena" la situación en la que viven los cristianos en los países islámicos, y ha argumentado que "hoy ya no se puede decir que entrar en lo que algunos llaman Mezquita-Catedral de Córdoba sea entrar en una Mezquita", y por ello "da tristeza" que la Iglesia Católica (Cabildo Catedralicio de Córdoba), que es la titular de dicho templo consagrado al templo cristiano, se vea "sometida a unas presiones absolutamente desproporcionadas e injustas".

En este sentido, el también miembro del Cabildo Catedralicio de Córdoba ha dicho a la COPE que, en el marco de "una mínima reciprocidad, deberían  pensar también los responsables ?islámicos- y los países musulmanes  cómo respetan ellos la libertad religiosa donde son mayoría".  Así, Gómez Sierra preguntó a los musulmanes "qué espacio tienen otras religiones, entre ellos los cristianos, para poder manifestar y celebrar su fe" en los países islámicos

IU tilda de "payasada" el rezo

El coordinador de IU-LV-CA en Córdoba ha aprovechado la noticia para repartir críticas a diestro y siniestro: Enrique Centella advirtió que el debate que ha provocado Escudero "va a resultar muy perjudicial para los católicos, para los musulmanes y para los que no somos ni lo uno ni lo otro, ni queremos serlo" y que con "este debate, lo único que busca es el enfrentamiento".

Subrayó que el objetivo de Mansur Escudero es "demostrar que los católicos son unos intolerantes" Insistió en que la Junta Islámica, mediante la filtración de la carta a los medios de comunicación y el rezo de este jueves, que califica de "payasada", crea un clima de "beligerancia y confrontación", cuando además "ha elegido la Navidad" para lanzar su reivindicación.