La Justicia reitera el derecho a la objeción de conciencia sanitaria ante el aborto

La Justicia reitera el derecho a la objeción de conciencia sanitaria ante el aborto

«<a href="../../../../../../../../node/33043">El Colegio de Médicos de Toledo planta batalla por la objeción frente al aborto</a>»
«<a href="../../../../../../../../node/32723">Pide al Colegio de Médicos que defienda la libertad de conciencia frente al aborto</a>»
<a href="../../../../../../../../node/33015">«Éxito cívico: El Colegio Oficial de Médicos de Jaén se compromete a defender la objeción»</a>
«<a href="../../../../../../../../node/33085">El Tribunal Supremo recuerda la constitucionalidad de la objeción de conciencia al aborto</a>»

REDACCIÓN HO.- La Justicia ha dado la razón al Colegio Oficial de Médicos de Toledo en su defensa de la objeción de conciencia, frente al intento de la Junta de Castilla La Mancha de limitar los derechos de los profesionales de la sanidad.

El Colegio Médicos de Toledo interpuso un recurso contra una orden de 21 de junio del Gobierno regional, presidido por el PSOE, con objeto de regular el procedimiento para la objeción de conciencia en la ley del aborto.

El Colegio toledano consideraba que la norma regional limitaba en determinadas especialidades "el derecho fundamental y constitucional de cualquier médico, que de forma individual, quiera ejercer su derecho a objetar".

En respuesta a este recurso contencioso-administrativo, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ-CM) ha acordado la suspensión cautelar del párrafo de la orden que pretendía establecer los procedimientos para ejercer el derecho de objeción de conciencia.

Además el TSJ-CM suspende también una nota interior del servicio de salud autonómico (Sescam) que pretendía impedir directamente tal ejercicio de libertad amparada por la Constitución. La consejería de Salud y Bienestar Social del Gobierno socialista castellano manchego intentaba imponer a los profesionales de la sanidad la más férrea censura. En referencia a la información que se debe dar a las mujeres sobre el aborto, el texto de la nota decía:

“No existe la posibilidad de objeción de conciencia por parte del profesional sanitario".

El TSJ-CM adopta además medidas cautelares para que los médicos cuyas especialidades no estén directamente relacionadas con la maternidad puedan acogerse a la objeción de conciencia. Así la resolución del Tribunal Superior especifica que “se permite a los médicos que no sean especialistas y en particular, a los médicos de atención primaria” acogerse a la objeción de conciencia “respecto a los deberes de información", de acuerdo con el procedimiento que establezca la Administración.

El único punto en que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha discrepado de las peticiones del Colegio Oficial de Médicos de Toledo se refiere a la creación de un registro de profesionales de la sanidad objetores de conciencia al aborto. El TSJ-CM ha denegado al respecto las medidas cautelares contra la creación de este censo.

De esta forma, el TSJ-CM reconoce que todo el personal sanitario debe quedar amparado por el derecho constitucional a la objeción de conciencia ante la ley del aborto, rechazando de plano las afirmaciones del ministro de Justicia, para quien la objeción de conciencia médica es "desobediencia civil".

Recursos informativos: