Cada día se venden en España 2.100 “píldoras del día después”

Cada día se venden en España 2.100 “píldoras del día después”

Y 6.500 píldoras “de los cinco días”.

REDACCIÓN HO.- De las 900 pastillas antes de que entrara en vigor la norma liberalizadora del Gobierno socialista a las más de dos mil de hoy, la venta de la “píldora del día después” se ha multiplicado en España y explica las cifras oficiales sobre el aborto quirúrgico.

Los abortivos químicos se convierten en las estrellas comerciales de la operación aborto emprendida por Zapatero y el PSOE. Antes de liberar su venta, cuando era necesario presentar una receta médica para adquirirlas, se vendían en las farmacias españolas menos de mil píldoras abortivas al día, cifra que ya resulta escandalosa. Pero tras autorizar su venta sin receta, la “píldora del día después” y la píldora “de los cinco días” se han convertido en los procedimientos abortivos cotidianos de cientos de miles de personas y en el anticonceptivo preferido de muchas jóvenes.

Rosa Serrano lo cuenta hoy en La Razón:

“«No recuerdo nada parecido en el mercado farmacéutico. Las distintas píldoras del día después eran un producto en claro decrecimiento y han pasado a crecer hasta un 139 por ciento. El hecho de que los laboratorios consiguieran que fuera de libre acceso ha hecho que consigan unos resultados espectaculares». Quien hace este análisis es Miguel Martínez, responsable de línea de negocio de la consultora IMS Health, líder en el sector sanitario y cuyos últimos datos revelan que el uso de anticonceptivos «de emergencia» es cada vez mayor en nuestro país. Cuando se cumple un año desde que esta píldora puede adquirirse sin receta médica (Sanidad puso en marcha la medida el 28 de septiembre de 2009), las ventas se han más que duplicado.

La Fundación Española de Contracepción hizo ayer un balance sobre el primer año de dispensación libre de Norlevo y Postinor, las dos presentaciones del fármaco en España. A su juicio, el hecho de que se hayan vendido «unas 600.000» píldoras sin receta (sin contar las comercializadas en agosto y septiembre, son 570.000 de acuerdo con IMS) es positivo, puesto que esto significará un descenso de los embarazos no deseados, especialmente entre las adolescentes.

Triunfalismo

Para sustentar esta afirmación, el presidente de la Fundación, Ezequiel Pérez Campos, sacó a colación el descenso de los abortos en 2009 (de un 3 por ciento) anunciado por la ministra de Sanidad.

Sin embargo, como ya adelantó este periódico, las propias clínicas de abortos dudan de la veracidad de este dato, y recuerdan que la píldora del día después sólo se dispensó libremente durante los últimos tres meses del año pasado. Así que no está claro que la pastilla postcoital haya servido para reducir los embarazos. Lo que es una realidad es que ha servido para «revitalizar un mercado que estaba en claro decrecimiento», explica Martínez. En efecto, de acuerdo con los datos de la consultora, en el año 2006 las ventas de Norlevo y Postinor (que entonces sólo se comercializaban con receta) bajaron un 1,7 por ciento. Tras un tímido aumento del 0,2 por ciento en 2007, en 2008 volvieron a descender, esta vez más de un 11 por ciento. Con el nuevo sistema, en 2009 crecieron un 46,5 por ciento y, en los últimos 12 meses de los que se tienen datos (entre los meses de julio de 2009 y 2010), el aumento ha sido del 139 por ciento.

El aumento se ha notado especialmente en los meses de invierno y primavera. En marzo, las ventas del producto más vendido, Norlevo, del laboratorio italiano Chiesi, aumentaron un 219 por ciento.

Desde diciembre del año pasado, además, ha llegado a las farmacias un nuevo «competidor» de las dos píldoras, EllaOne, la llamada «píldora de los cinco días después», que evita que el embarazo se desarrolle hasta 100 horas después de haberse producido la fecundación. Sus ventas han sido más discretas, porque aún se requiere receta médica para adquirirlo y, además, su precio es mayor (32 euros frente a los 18 de los competidores). Sin embargo, de acuerdo con IMS, ha comercializado 6.559 unidades en ocho meses, y ha recaudado 21.550 euros.

La pastilla de moda desbanca al preservativo

Cuando se habla de la píldora del día después todo son cautelas: todos los expertos, al igual que Sanidad, aseguran que es un método «de emergencia» y nunca se debe usar de forma habitual. Sin embargo, a tenor de los datos de venta de este fármaco y de los métodos tradicionales, como el preservativo, parece que se ha convertido en una forma más para eludir un embarazo.”